La operación pañal del Heredero Chiquitito o cómo entiendo a los artificieros

Dicen que la maternidad es una sensación plácida, en la que el AMOR VERDADERO hacia tus cachorros te inunda. En los medios de comunicación y en las historias que nos han contado siempre aparecen madres amorosas que se desviven por sus vástagos menos en los cuentos de abandonar a los niños en el bosque, pero ahí no es porque las madres sean malvadas, es solo que son pobres y si el vástago vuelve con el tesoro de una bruja les readmiten en la cabaña. Pero lo cierto es que esto no siempre es así. Como por ejemplo cuando te hallas inmersa en la operación pañal aka gastar en detergente lo que te ahorras en pañales.

Os lo ilustro con este GIF de Mayhem and Muse
que puede o puede que no esté basado en hechos reales

Con la operación pañal del heredero chiquitito me están pasando cosas que no me pasaban con la heredera como por ejemplo aprender a calibrar la parábola del pis para atinar en algún lugar que no sea ropa (ni mía ni suya) ni en ninguna parte del cuerpo (mía ni suya) ni en mobiliario, paredes, gatos o alimentos. Todo el mundo me dice que lo ideal es enseñarle a que lo haga sentado y así lo he hecho pero a poco que me descuida se dedica a hacer aguas menores de pie en el orinal que tengo instalado en el salón para que se inspire y deje de hacerse las cosas encima con gran peligro para mi salud cardiaca en particular y mi decoración en general.

El otro día estábamos haciendo la compra en el Mercadona y, cuando llevábamos el carro a medio llenar el heredero chiquitito expresa que necesita ir a evacuar para gran jolgorio mío.

Ajá, el famoso baile que todos conocemos y amamos
En un momento examino la viabilidad de tres planes:
- Dejar el carro abandonado y salir pitando con los dos niños (esto está muy feo y pensé que no era buen ejemplo).
- Devolver todo a las estanterías y salir pitando con los niños (debido a mi torpeza y a que está feo devolverle el pescado al pescadero también lo descarté)
- Pagar lo que llevaba y lo que me diera tiempo a coger y ser una buena ciudadana y salir pitando con los niños.

Al final me decanté por la tercera opción (tengo visto que cuando le apetece sabe aguantarse las ganas) así que puse en mi mente la música de Benny Hill y derrapando, con dos niños en ristre, cogí lo que me faltaba y salí de ahí como alma que lleva el diablo.

Dramatización
Como estábamos en un centro comercial, la heredera conocía bien el camino hacia los baños de las familias*y salimos disparados en esa dirección. No os voy a engañar. Vi pasar toda mi vida ante mis ojos. Recé para que no fueran aguas mayores y sobre todo para que no se le escaparan cosa que ya me había sucedido la semana anterior y había sido un asquísimo. Sentí lo que debe de sentir un artificiero cuando le dicen que se dé prisa y que aleje a la población civil porque no saben cuándo va a estallar su bomba.

Encontramos los baños sin mucho contratiempo, dejé a la heredera fuera custodiando la compra y entré con el heredero en ristre bajándole los pantalones, esquivé a un padre que estaba en el cambiador y como vi la puerta abierta, le acabé de bajar los pantalones y senté al niño en el primer WC que vi libre.

Vocecilla al lado de mi cabeza: Hola, niño, ¿qué haces? Yo estoy haciendo caca.

En efecto, cuando levanté la cabeza había otro niño haciendo aguas mayores en el WC de al lado del mío con un padre que le miraba ensimismado mientras esperaba el momento de entrar en acción. Y yo me morí de vergüenza, pero como la cosa ya no tenía solución pedí disculpas, esperé a que el heredero acabara su actuación, le felicité y salimos mientras seguíamos pidiendo disculpas. ¿Qué hemos aprendido de todo esto? Que las prisas no son buenas y que antes de sentarnos en la taza tenemos que comprobar que no haya niños ninjas en los alrededores.
_________________

* para los que no tenéis hijos, los baños de las familias son los guetos donde nos mandan a los padres a hacer nuestras necesidades con unos habitáculos en los que cabemos nosotros y un carrito de bebé y encima tiene una papelera de pañales que no huele y un lavabo a una altura de medio metro para que el niño pueda lavarse las manos sin abrirse el cráneo y sin tener que sujetarlo en vilo. Además suelen tener dos WC juntos para que el niño y el padre (o dos niños a la vez) puedan ir al baño y así ahorren tiempo. Por cierto, suelen estar más limpios que los baños de no familias.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

1 han mejorado su vida sexual:

  1. es que los niños son así jajajaja yo a victor le compré un orinal con forma de water porque así podía hacer pis de pie sin regarlo todo. luego ya pasó al water de verdad. es que a ellos les gusta de pie.
    y yo ni te cuento las veces que nos ha surgido una emergencia en lugares donde no había baño ni nada (la última en el túnel de cintas kilométricas que hay en la salida de los aves de atocha) y hemos tenido que echar mano de una botella vacía para recoger el pis...

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.