Me han dicho que no volveré a llevar tacones

Mis pies antes de la hecatombe con unas bailarinas to cuquis
Me han dicho que debido al incidente con mi astrágalo (cuyo cartílago mora en Ratónpolis) no podré ponerme tacones nunca más. Bueno, en realidad lo que no voy a poder es andar con tacones, ponérmelos puedo a condición de que no me levante del asiento o lo haga bajo la supervisión de un adulto responsable o a lomos de Totoro.

No es que lo de los tacones me afecte mucho en mi vida diaria. Yo soy una chica más bien de batalla, y mi vida, como mi blog, no es un desfile de modelos pero ¡caray! Pues que te quiten de los tacones da pena, para qué os lo voy a negar.

Si no fuera porque ya no salgo de fiesta, este cambio me impediría volver descalza a casa tras una noche de desenfreno pisando la acera con las medias que todo el mundo sabe que en nochevieja les crece una suela y da igual ir por la calle sin zapatos. También me va a dificultar buscar un bolso a juego con el calzado cuando voy de fiesta, después de lo que me costó encontrar el último.

La heredera no podrá robarme los zapatos y jugar a ver qué tal le quedan los de mamá, porque descartados los tacones y las cuñas y teniendo una 36 muchas de mis opciones incluyen un anagrama de Hello Kitty. Tampoco podré jugar a eso de que mido más de metro y medio porque mi 1.48 tampoco sube mucho con calzado normal.

En fin, los tacones están sobrevalorados, no veáis lo que me voy a ahorrar en manolos, louboutines y tonterías. Por cierto, ya hace un mes que no uso las muletas, no todo iba a ser quejarme, ¿no?

Share this:

, ,

COMENTARIOS

5 han mejorado su vida sexual:

  1. Me alegra que ya no necesites muletas!
    Los tacones están sobrevalorados, te lo dice uno que no se los puso ni para su boda. ;)

    ResponderEliminar
  2. Ay!! Yo los llevo fatal, cada vez los uso menos. Afortunadamente hay zapatos preciosos para cuando te toque ir de fiesta, a bodas y esas cosas... Lo importante es recuperarse.

    ResponderEliminar
  3. yo creo que en toda mi vida solo tuve un par y los usé para la boda de mi hermana... ni siquiera en la mía!

    ResponderEliminar
  4. Yo sólo uso tacones en ocasiones especiales... mi graduación, bodas y poco más, porque hace siglos que no salgo en Nochevieja. Pero es verdad que eso de qu te los quiten de por vida tiene que dar mucha rabia, antes al menos no los usabas por decisión propia. Pero ánimo! Se vive mejor sin tacores :)

    ResponderEliminar
  5. Uy, yo huyo de ellos como de la peste. Me parecen preciosos ¡en los pies de las demás! Pero es que se sufre tanto con ellos. O eso, o es que todos los míos han sido de pésima calidad y nada agradables. ¡Vivan las bailarinas!

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.