Cinco cosas que hacen mis hijos en vez de dormirse

Es verano, y en verano los horarios se relajan, y aunque yo sigo teniendo que estar de madrugada en la rehabilitación si quiero dejar de una vez mi vida en muletas, los herederos llevan una existencia disoluta vacacional y les dejo acostarse más o menos a la hora que les parece con la esperanza vana de que me dejen desayunar sola o al menos comerme sola todo mi desayuno, que son unas pirañas. El caso es que por las noches hemos detectado una serie de comportamientos que nos dicen que están a punto de dormirse aunque no lo admitirían ni siquiera a cambio de una caja entera de Aspitos. Estas son las cinco cosas que suelen hacer en vez de dormirse a una hora razonable:



1. Negarlo: La negación es el primer paso hacia el reconocimiento de lo que está sucediendo aunque ellos no lo sepan. Ante la pregunta "Heredera, ¿tienes sueño?" ella suele responder que no, que le pongamos la peli de Frozen una vez más y que le dejemos en paz.



2. No parar de moverse: saben que si se quedan quietos a lo mejor sucumben a los hechizos de Morfeo, así que lo mejor es no arriesgarse.



3. Perseguirse: normalmente el pequeño persigue a la mayor. Por desgracia la cabeza del pequeño pesa más que su cuerpo y suele acabar en una caída con más o menos fortuna. No, no suele caerse y quedarse dormido.



4. Llorar. Llorar más fuerte. LLORAR QUE TE CAGAS. Esta parte es la que más odio de todas.




5. Les dan arrebatos amorosos: justo antes de dormir se convierten en unos niños super amorosos, te llenan de besos o de abrazos (el pequeño aún no coordina el momento beso-moflete) y ya sabes que están listos para abandonar el mundo de los despiertos.

Por cierto, si aún no habéis leído mi primera novela, podéis encontrarla en la tienda a la salida del teatro.

Share this:

,

COMENTARIOS

2 han mejorado su vida sexual:

  1. -Óliver, ¿tienes sueño?
    -Shiiii
    -¿Y por qué no te duermes?
    -¡Shiiiiii!

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.