El día que me falló mi cara de salvapantallas y me atrapó el viejiño durante una hora

Para que veáis que no todo es rabia antimulética en mi corazoncito ponzoñoso, comparto con vosotros una cosa que me sucedió en semana santa, ya que la anécdota incluye amistad con viejunos inesperados (viejiño, en este caso, porque tenía un acento gallego muy cerrado) y sé que ese es uno de los grandes clásicos de mi blog que siempre tienen buena acogida. Resulta que estaba yo el miércoles santo comiendo en un restaurante de esa franquicia española llamada El Gallego (siempre hay uno en cada barrio, creo que la ley les obliga) cuando quitaron TVGa para poner el parte de la 1.

En la 1 después de algunas noticias apocalípticas de España se rompe llegaron a hablar de la Saloufest. Como Villasuegros está al lado de Salou, por supuesto que presté atención. En la pieza hablaban de que el pueblo se había llenado de guiris que durante el día se suponía que jugaban al fútbol pero al caer la noche se dedicaban a ponerse más pedo que Alfredo beber hasta el agua de los floreros un poco más de la cuenta. Además, explicaban, estos jóveneshabían comenzado a salir en bolas a la calle (no dijeron si era bajo los efectos del alcohol o porque hacía mucho calor o porque se les había acabado la ropa limpia).

Ese momento del final de las vacaciones cuando casi no te queda ropa limpia.
Imagen de El País
En esto que el dueño, que estaba circulando por el local comprobando que todo fuera bien (noté que era el dueño porque los camareros le hacían mucho caso y el bar estaba lleno de fotos suyas), se puso a hablar con la tele (es un deporte que yo practico y os recomiendo encarecidamente):

Dueño gallego viejiño del restaurante gallego: Es que estos catalanes son muy modernos, por eso les dejan ir desnudos por la calle.

Lo confieso, normalmente ante este tipo de comentarios pongo el salvapantallas mental y trato de pasar desapercibida con mis dotes ninjas pero aquel día me hizo tanta gracia no pude evitar carcajearme. El DGVDRG,  me vio ahí, sola e indefensa en mi mesa, con las muletas algo alejadas con lo que se aseguraba que no tenía escapatoria fácil, y decidió sentarse frente a mí.

DGVDRG: ¿Sabes? A mí lo de la gente en bolas por la calle me recuerda a cuando yo estaba en la mili.

(Sí, amigos, me metí en una de esas conversaciones solo por no haber podido aguantar la risa).

DGDRG: Hice la mili en Paracuellos y claro, nos duchábamos todos juntos pero a mí no me gustaba así que me apunté a hacer deporte para poder ducharme yo solo.

No os comparto el resto de la conversación porque me caéis bien y porque fue una hora de explicaciones a cual más whatthefáquica. Pero os digo una cosa: una de las cosas buenas que sucedió en los 90 fue que quitaran la mili, librando a la sociedad de toda clase de anécdotas que los desconocidos no deberíamos saber. Gracias, Aznar.

Share this:

,

COMENTARIOS

2 han mejorado su vida sexual:

  1. yo sí quiero saber!!!! tu corazón ponzoñoso ha dado un ataque certero a mi alma cotilla U_U

    ResponderEliminar
  2. Uff qué moral la tuya, yo huyo de ese tipo de "encuentros".
    Besos

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.