Acabando un buen año


No os voy a mentir, 2014 ha sido un muy buen año para mí. No ha sido todo positivo pero digamos que las cosas buenas pesan muchísimo más que las cosas malas y que todos los días me levanto con una sonrisa porque sé que estoy construyendo algo que merece la pena rodeada de gente que me quiere.


  • Es cierto que empezamos con un poco de susto en el cuerpo, al final todo salió genial. 
  • Me dio tiempo a preparar un fiestón en mes y medio (con menos gente de la que me hubiera gustado) e incluso a tener unas fotos maravillosas (ya sabéis que lo de las fotos chungas de bodas era uno de mis miedos). 
  • Tuve la suerte de conocer a una personita muy especial que me ha acompañado a sitios inverosímiles, como atestigua una página de nuestro álbum familiar: el heredero en clases de scrap, el heredero mientras doy una charla, el heredero en el curso de Google y otros capítulos igualmente emocionantes del heredero. 
  • La heredera se me está haciendo mayor a pasos agigantados y cada vez me asusta más con sus cosas de mayor.
  • Empecé a organizar safaris de fotos chiquititas (cosa que repetiré este sábado).
  • Y por supuesto, he empezado la aventura esta de currar para otras madres que sean unas valientes.
Yo a 2015 le pido que se me dé tan bien como el año que termina. ¿Y vosotros?

Share this:

,

COMENTARIOS

2 han mejorado su vida sexual:

  1. Yo, entre otras cosas, pido seguir siendo participe de tus andanzas, que me lo paso fenomenal y no quiero que se acaben esas risas :))

    Te deseo lo mejor amiguita.

    ResponderEliminar
  2. este año será aún mejor!!! con muchas #cosas por venir! x)

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.