Los cambios de la paternidad y los amigos imaginarios de la heredera

La semana pasada estuvimos en una presentación de Philips Avent en la que nos contaron cómo había cambiado la maternidad y la paternidad en los últimos treinta años de existencia de la marca. Además de enseñarnos sus nuevos productos (estoy muerta de amor por las tazas pingüino que no se derraman) nos hablaron de que uno de los cambios más importantes ha sido cómo los padres se han involucrado cada vez más en la crianza de los niños.



No podía dejar de venirme a la mente la primera reunión de padres que hemos tenido con la profe de la heredera que nos llamó para contarnos que pega a sus compañeros hacer un panegírico de las bondades de nuestra hija. Cuando acabó de decirnos que es una empollona y que habla por los codos que le pregunta todo el rato qué hace, Patchboy le trasladó a la profe una pregunta que llevábamos los dos en la mente y que no acabábamos de verbalizar. ¿Veis las ventajas de que los padres se involucren más en la paternidad? ¿Que preguntan esas tonterías que nosotras pensamos y así no tenemos que enfrentarnos al oprobio en la puerta del cole?

Y es que a la pregunta de cómo se llaman sus compañeros, la heredera siempre decía que sus compañeros se llamaban todos Yutor. Preguntamos si había algún Aitor, o algún Arturo pero ella emperrada en que su amigo se llamaba Yutor. Eso dio lugar a diversas bromas en casa, como llamar Yutores a todos los niños que nos cruzábamos por la calle o preguntarle si las niñas de su clase se llamaban Yutora a lo que la heredera siempre respondía que sí. En efecto, somos de esa clase de padres.

Patchboy emocionado con la capacidad imaginativa de la heredera: ¿Sabes? La niña nos ha dicho que tiene un amiguito llamado Yutor y que juega mucho con él. Eso es bueno, ¿verdad?

Tutora harta de los padres primerizos: Estoooo, bueno, en realidad sí que hay una niña con ese nombre, se llama Yuton Fu Manchú y es china. Se lleva muy bien con la heredera.

La venganza de los Yutores será terrible
No hay palabras para describir lo avergonzados que nos sentimos. Pedimos disculpas a la familia de Yutong Fu Manchú en particular y a toda la comunidad china en general. Y a la heredera pero no mucho para que no se le suba a la cabeza.

* Post no patrocinado. As usual, mi política de marcas podéis encontrarla en la tienda a la salida del teatro.

Share this:

,

COMENTARIOS

5 han mejorado su vida sexual:

  1. jajajaja, si es que todavía nos queda mucho en esto de la diversidad y demás.
    Buenísimo como siempre.

    ResponderEliminar
  2. jajajajajajjajajajajajaja te caerá la maldición de YUTORRR jajajajajaja un besote desmadroso

    ResponderEliminar
  3. Yo he metido la pata muchas veces con los nombres tan raros que tienen los niños búlgaros... Y según el nombre no queda claro el sexo!
    Las tazas de Avent molan mil, en casa tenemos dos y siempre están en uso.

    ResponderEliminar
  4. De pequeñita iba a clase con una niña llamada Penélope y yo llegué a casa diciendo que me juntaba con Pene y casi se dan un volantín!

    #TrueStory, aún somos amigas en Fb xD

    ResponderEliminar
  5. ¡Jajaja! Cuando nos trasladamos a vivir a Barcelona, mi madre trabajó unos años en una guardería y allí alucinaba con los nombres catalanes y con otros que no se sabía de dónde los habían sacado. Aún sigue traumatizada por un niño que se llamaba Ot. Una O y un T. Siempre lo cuenta así. y dice que ella cree que se lo pondrían por la moda de Operación Triunfo (yo espero que tuviese otro significado o preocediese de otra cultura, porque si no es para matar a los padres).

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.