El poder del "Cura sana"

Hace un par de semanas me invitaron a un evento de Calmatopic en el que nos iban a explicar unas normas básicas de primeros auxilios para niños. Como la heredera es el demoño del Tasmania un poco inquieta me acerqué a ver qué me contaban porque nunca se sabe cuándo vas a tener una emergencia y la verdad es que volví un poco acongojada con la cantidad de accidentes que no se me había ocurrido que un niño puede tener.

Como no quiero dar ideas sobre maneras de lesionarse (y hay gente que las da mejores que las mías) vamos a ir al grano: ¿qué hacer cuando se da un golpe en la cabeza? Pues as usual y como nos dijeron en las clases de conducir, si ves que es grave no lo toques.

En mi casa el antichichones de mi infancia era este:


Con la llegada del agujerito tuvimos que abandonar esta práctica y la verdad es que con la peque no sabía muy bien qué hacer, más allá de darle un besito y empezar con la letanía del "Cura sana, culito de rana". Por suerte desde que me leo todo Internec y he descubierto los blogs de madres me enteré de que existen productos con árnica que sirven para lo mismo que las monedas de cinco duros: para que el chichón no suba o que al menos alivie un poco el dolor.

Lo malo es que no siempre funciona o no siempre lo tienes a mano o te bloqueas. Por ejemplo el año pasado la heredera se cayó y se dio con la pata de una mesa en la cabeza e inmediatamente empezó a adoptar este aspecto:


Corrí a por la barrita de Calmatopic, la apliqué en condiciones industriales pero aquello no tenía visos de mejorar e incluso se estaba poniendo rojo por el centro con los bordes morados. No me quedó más remedio que hacer lo que toda madre primeriza teme: ir al hospital y asumir que su hija se iba a quedar tonta del golpe. El caso es que conforme íbamos llegando la heredera se iba riendo como si nada y hablando normalmente pero aquello no paraba de crecer.

Llegamos a urgencias y nos atendió un señor muy majo:
Señor muy majo: A ver, ¿qué le ha pasado a la nena?
Patch en modo madre coraje primeriza: Iba corriendo y no ha visto la pata de una mesa.
SMM: ¿Y qué has hecho para que no le suba mucho el chichón? (quiero aclarar que en este punto el chichón ya era enormísimo, con esa combinación de colores tan alegre que nos recordaba a la bandera republicana).
PEMMP: Mire usted, el caso es que no teníamos monedas de cinco duros por casa...
SMM: ¿¿??
PEMMP: Árnica, le he untado la cabeza en árnica para que no suba el chichón. Pero que conste que en mi casa somos de los de los cinco duros de toda la vida.
SMM: ¿Y un poco de hielo no se te ha ocurrido ponerle?

Y es que mucha licenciatura, muchos estudios pero a la hora de la verdad si no tengo monedas de cinco duros no soy nadie.

Por cierto que lo del Calmatopic va bien para chichones más pequeños. Si no lo mejor es hielo (aplicado con un trapo para que no se le pegue a la piel) y ante la menor duda a urgencias, que mejor que nos digan que somos unas pesadas a luego pasar más susto.

(Este no es un post patrocinado. As usual, podéis consultar mi política con las marcas en mi página de "las marcas son mis amigas").

Share this:

,

COMENTARIOS

3 han mejorado su vida sexual:

  1. Pues eso de los 5 duros no lo había oído en mi vida. Lo que se llevaba en mi casa era poner vinagre en el chichón, que no sé sabía que era peor, el dolor o el olor xDDD

    ResponderEliminar
  2. en mi casa también eran los de moneda, pero yo pensaba que era para mantenernos callados a base de sobornos, porque luego te la quedabas! xD

    ResponderEliminar
  3. ¡Yo también era de las de monedas de 5 duros! Ahora estamos surtidos de Calmatopic en casa, pero aún no hemos tenido que estrenarlo con la bichilla.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.