Los jueves decoramos: un dormitorio para la heredera

Aunque sé que tengo pendientes al menos dos posts (incluyendo la reseña del libro de la veci), hoy me dejo caer por estos lares para hablaros de un tema que me tiene sorbido el seso las últimas semanas: el nuevo dormitorio de la heredera.

Y es que lo de dormir en cuna es un invento pero creemos que cualquier día se abre la fontanela intentando escapar de su prisión ha llegado el momento de cambiarla a una cama de mayores y hemos estado buscando alternativas. Como niños criados en los 80, lo primero que se nos ocurrió a Patchboy y a mí fue ponerle el ansiado dormitorio de camarote con el que todos soñábamos cuando íbamos a EGB.

Creo que el cuadro de los nudos te lo regalaban con el somier
En vista de que a la heredera esta idea no le fascinaba, nuestra siguiente opción fue algo más moderna, un dormitorio conceptual. Queríamos uno de esos dormitorios que parecían sacados de una inmobiliaria noruega, algo a medio camino entre "mi vida es tan cuqui que no necesito demostrarlo en mi decoración" y "aunque vivo en Alcorcón tengo las comodidades de las paredes de ladrillo visto del Bronx". Esta fue nuestra segunda opción.

No hay nada que hable mejor del amor de tus padres por ti que usar unas pantuflas
y unas gafas sobre un libro como toda decoración en un cuarto
Como a la señorita parecía que esta opción tampoco le seducía, decidimos probar con algo más estimulante. Tal vez el dormitorio de Peppa Pig podría indicarnos el camino a seguir:

Buenas noches, cerditos míos. Y gatito.
Hasta que caímos en la cuenta de que poner una litera era una invitación para hacer un concurso de saltos contra Fujur que ganaría el que cayera más veces de pie. Siendo que la cabeza de la heredera es el doble del peso del resto de su ser este también fue un descarte, aunque la decoración en las paredes a base de dibujos no está mal, sale más barato que los posters de Ikea y es más original.

Después me fui a Pinterest a ver qué decía la comunidad más cuqui de Internet sobre las tendencias en dormitorios infantiles pero creo que no tengo ni espacio ni presupuesto ni cuqueidad para seguirles el ritmo. Al final nos hemos decantado por la opción más original, más económica y más fácil de gestionar si hay escapes nocturnos o vómitos. Por supuesto me refiero a la opción Heidi.



Imágenes vía Mueblipedia, Stadshem y gente malvada de Internet que sube imágenes sin enlazar las fuentes. Vaya, como yo.

Share this:

,

COMENTARIOS

4 han mejorado su vida sexual:

  1. jajaja, no se si la mejor opción es la de heidi pero sin duda ella va a tan feliz como Heidi.

    No se si mi vida sexual mejorará, pero yo por si acaso comento ;)

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Hace un tiempo que cotilleo tu blog, ya no sé ni cómo llegué a él xD

    Yo lo que os recomiendo es una cama nido, muy útil cuando la heredera esté más cerca de heredar y lleve amigos a casa :)

    ResponderEliminar
  3. jajajajaaja "cuqueidad" jajajajajaaa
    yo tampoco tengo bastante, pero vamos, lo que más me falta claramente es sitio así que nosotros vamos a ir de cabeza a una cama nido, ya lo hemos decidido. algún día, antes de que víctor vaya a la universidad (esperemos) iremos a comprarla...
    un beso

    ResponderEliminar
  4. jajajajja!!! mira q ya te había dicho q tenía alergia a lo q comenzaba por deco, precisamente por falta de "cuquidad" pero creo q la opción Heidi es buenísima, antigolpes total! y si eso no fuera suficiente, el casco le queda ideal a la heredera! :P

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.