Mis imprescindibles y mis prescindibles en puericultura

La semana pasada mi idolatrada Walewska de Mamis y bebés nos proponía contar cuáles son los cinco artículos imprescindibles en la crianza de un niño y otros cinco que acaban en el cajón. Como me ha parecido divertido y sé que a veces estos posts dan ideas para regalar, pues aquí me explayo con los míos:

Mis imprescindibles en puericultura


- La mochila para ir a todas partes. La mía es modelo Manduca y la he usado hasta que la heredera cumplió un año, aunque se puede usar hasta los 20 kg, pero es que empezó a hacerme prison breaks y preferí usar métodos más drásticos con ella.
- El cojín de lactancia fue la felicidad para mis cervicales y es uno de los inventos que le recomiendo a todas las madres recientes y embarazadas (aunque yo nunca he llegado a dormir con él).
- El chupete, que muchos especialistas desaconsejan, ha sido de los instrumentos más útiles y que más han ayudado a mi cordura los últimos meses. Al borde de los dos años de la niña estoy a punto de quitárselo y sé que me dolerá más a mí que a ella.
- El dosificador de los polvos mágicos la leche, tanto para viajar como para las tomas nocturnas. Antes de que las tetalibanas se me echen encima: le di el pecho hasta los 14 meses pero debido a que cogí la salmonella tuve que empezar a reforzar con biberones desde muy pronto.
- La bañera hinchable, genial para viajes. La desinflas y no ocupa nada. Una maravilla, un portento y totalmente recomendable para minipisos (aunque dudo que alguien que la use a diario la hinche y la deshinche todos los días).

Mis prescindibles en puericultura

No voy a decir inútiles porque sé que estas cosas me las han regalado con mucho amor y con toda la buena intención pensando que lo iba a usar un montón aunque al final no ha sido así. He aquí mi lista:


- La hamaca de bebés: como la heredera es un tabardillo no aguantaba en la hamaca tiempos de más de 10 minutos, y en cuanto pudo también me hacía prison breaks de aquí con divertidas consecuencias. No dudo de que las hamacas sirvan a otras madres para poder liberarse a ratos pero la verdad es que a mí no me funcionó.
- El calientabiberones tampoco lo usé en absoluto. La pediatra me dijo que podía hacerle la leche disolviéndola en agua mineral a temperatura ambiente. ¡Le encantó! Y me libré de los calientabiberones y de pedir en los bares que me calentaran el agua en microondas de reputación dudosa.
- El móvil de la cuna: no había manera de que se entretuviera con él, y eso que el mío era muy chulo con una Caperucita voladora y todo.
- La batidora-hervidora para bebés: aquí el problema es que el vaso es demasiado pequeño y en cuanto metes una patata y una zanahoria no te cabe nada más. En la batidora de vaso de mamá en cambio caben un montón de verduras y aprovechamos mejor el esfuerzo de prepararlas.
- Los potitos de fruta en general y las papillas de fruta en particular: esto ya lo expliqué extensamente en un post sobre los Fruittis y no me extenderé más.

Bueno, ¿estáis de acuerdo? ¿Hay más bebés inquietos en el público? Decidme que no estoy sola, por favor.

Share this:

COMENTARIOS

17 han mejorado su vida sexual:

  1. Pues mira, en mi caso el móvil de cuna fue un imprescindible. Se quedaba pilladísimo con él, y a partir de que se lo pusimos empezó a hacerse amigo de la cuna, a acostumbrarse a estar en ella y a sentirse suficientemente cómodo ahí como para dormir en ella!!! Antes del móvil la cuna tenía pinchos.

    Las mochilas y porteos variados totalmente imprescindibles. El chupete también, y eso que yo no quería dárselo. El cochecito gigante, armatoste y pesado que tuvimos cuando recién nacido, totalmente prescindible. El sacaleches la cosa más imprescindible del universo. Los zapatitos monísimos antes de que el bebé camine, absurdos. Si queréis regalar ropita a un bebé, que sean bodies de todos los tamaños. Nunca tienes demasiados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, qué suerte la tuya con lo del bebé en la cuna, yo no conseguí que se quedara ahí nunca! Yo en cambio el sacaleches sí que lo usé aunque no conseguí mucho éxito a la hora de usarlo :)

      Eliminar
  2. Ayy que me encanta este tema tratado por ti, es tan cercano :) pues aquí otra con bebé inquieto, el chupete también es nuestro amigo ;) me has dado ganas de escribir mi propia lista, a ver si me animo. Besos reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor! Además estoy deseando ver si en Italia tienen artículos que no se nos hayan ocurrido por aquí :D

      Eliminar
  3. Yo heredé el calientabibes y lo sigo usando (10 meses), la hamaca hasta que cumplió los 7, entonces se levantaba y era capaz de arrastrarla, pero hasta entonces se echaba unas siestas allí de impresión. El movil de cuna lo usa básicamente de mordedor, va a descuartizar los muñecos ero como no se cuelga lo tiene puesto aún.

    Como no hay miedo a las tetatalibanas (no hay dolor) no usamos ni cojín ni sacaleches ni nada, pro los dosificadores son mis mejores amigos, tengo toneladas, ahora uno para papilla de cereales y el otro de leche. Muy útiles.

    Y algo muy útil es la cuna de viaje / pparque de juegos que ahora es una piscina de bolas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj conozco la sensación de huida de la hamaca :) Lo del cojín te ayuda también con el bibe, yo te lo recomiendo!

      Eliminar
  4. casi igual que tú en los imprescindibles. yo cambiaría lo del dosificador por el móvil de la cuna que víctor lo ama y aún pide que se lo pongamos o_O
    ya me contarás lo del chupete que nosotros aún no nos hemos lanzado pero no sé muy bien cómo atacar el tema.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este fin de semana hemos empezado con la operación chupete, ya te iré contando porque esto promete una saga larga :D

      Beso!

      Eliminar
  5. Lo del móvil de la cuna mi hija decía que miau. Me dormía a mí, a ella la ponía como una moto. Me tienes que explicar con más detalle esto de hacerte prison breaks XD
    Tú sí que eres adorada por mí ... guapaaaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Básicamente, tatuarse en el pecho el mapa de escape de la mochila y salir corriendo en cuanto puede :D Guapísima!!

      Eliminar
  6. ¡¡¡Eeeeehhh!!
    Pues estoy medio-medio de acuerdo contigo y con Waleska... jajajaja
    Pero casi mejor mañana te pasas por "casa" (o sea el blog) y ves los puntos en común que tenemos.. hemos tratado muchos productos pero.. ¡¡los hemos colocado en distintos rankings!! jejejejeje
    Bss veci!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh que por lo menos me libré de la bañera-maceta :P

      Beso!

      Eliminar
  7. Jajaja como me he reído con eso de los prision breaks! me recordó a las tortugas de un amigo que se subían la una encima de la otra para escapar!!! jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy eso no se le había ocurrido, aún :)

      Eliminar
  8. A mí lo que me salvó la vida fué la hamaca! si no hubiera sido por ella, cómo hubiera dormido a los gemelos estando yo sola?...la usamos hasta cuando superaron los kilos máximos recomendados...las apoyábamos en el sofá y listo...jajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj, es que con gemelos todo se complica :) Suerte la tuya, ya te digo que mi peque no la quería ni en pintura!

      Eliminar
  9. Coincido en la gran mayoria, sobre todo de los imprescindibles. Aunque la hamaca para mi si fue un imprescindible. Eso si, soy fan fiel de la babybjorn, el resto de hamacas no me van nada y las consideraría tambien prescindibles. Muy guapa en la foto, por cierto! Un beso

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.