El día que me fui a cocinar con Paco Roncero y con Yolanda (y sin huevo)

Como decía una amiga blogger profesional cuyo blog de viajes está entre los que más molan de todo Internet en general y el mundo mundial en particular, "hay que comer muchos langostinos para poder llevar un plato de sopa a casa" y el lunes pasado me tocaron langostinos. ¿Qué le vamos a hacer? No todo iba a ser estarse en el extrarradio viendo cómo Fujur vigila a las autoescuelas.


El caso es que me llamaron de la marca Yolanda para ir a un showcooking que habían montado con Paco Roncero. Yo la marca no la conocía mucho, más allá de saber que es una harina que se usa para cocinar sin huevo y la verdad es que después de probarla me dan ganas de abrazar el malenismo y probar más recetas.

¡Sí, paquete, posa! ¡Enamora a la cámara! 
Como niña nacida en los 80, me crié en el negacionismo de las alergias, pero he de reconocer que conforme pasan los años y conozco a más niños me aterra pensar en la idea de los futuros cumpleaños de la heredera en los que haya un celíaco, un alérgico al huevo y otro alérgico a la proteína láctea. Vaya, que para invitar a amiguitos a su cumple les voy a pedir hasta la cartilla de vacunación.

Lo cierto es que esta harina te soluciona el papelón si no puedes poner huevo a los bollos, magdalenas o en casa para rebozar el pescado (a mí siempre se me olvida si se reboza antes en harina o en el huevo), y en el taller que hicimos vimos otros usos para crear cuatro recetas de esas ricas que hace Roncero en el Casino de Madrid: tortillitas de camarones (esto fue lo más fácil), 
kokotxas de bacalao rellenas de su pil pil y pasadas por tempura de Yolanda y tapenade, alubias en salsa verde con almejas (esferificación de fabada en salsa verde) y de postre una cosa chocolaticiosa llamada raíces.
Lo de la fabada no os pongo foto que me salió fatal y luego pensáis que es otra cosa.
Sin embargo, os he puesto otras recetas más fotogénicas ¿?

Mi veredicto de este taller es: estaba todo muy rico pero sigo sin saber si el alginato para las esferificaciones lo venden en el Mercadona. Y sin alginato no puedo hacer fabada. Eso sí, nada de echarle huevo a la fabada pero sí harina Yolanda a la salsa verde.

Vaya, menos mal que en su web tienen recetas más sencillas porque con mi mala cabeza creo que no podré repetir estas creaciones en casa ni con toda la ayuda del mundo.

As usual, podéis consultar mi política sobre colaboraciones con las marcas aquí. Ninguna Patch fue dañada durante este curso de cocina. Tampoco falleció ningún huevo durante la elaboración de estas recetas.

Share this:

,

COMENTARIOS

6 han mejorado su vida sexual:

  1. me hace gracia lo de comentar mejorará tu vida sexual
    me ha gustado el post
    decirte que estoy de sorteo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh que no es un truco publicitario :D

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. jajajaajaaa pues sin esferificaciones yo no como, que lo sepas.
    un lujo haber estado con paco roncero, ¿no? bueno, y con yolanda también. que al ver el paquete recordé que yo una vez compré una harina yolando, aunque no recuerdo por qué (y esto es verdad).
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, si no puedes comer esferificaciones ni huevo, la vida no tiene sentido :) Yo la harina no la había probado hasta ese día y la verdad es que queda todo muy rico!

      Beso!

      Eliminar
  3. pues yo soy alérgica a los langostinos, qué solución hay para eso? SOLO LA MUERTE! T_T

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero los has probado? Bah, si no son para tanto :P

      Eliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.