Las ventajas de ser pequeñita: la anécdota del avión

Mido metro y medio desde hace más tiempo del que puedo recordar. Me pasó un poco como a Peter Pan: a partir de 5º de EGB todos los niños crecieron excepto yo y aquí me hallo a mis treinta y tantos años midiendo uno cincuenta, lo que da lugar a toda clase de ricos malentendidos y anécdotas de todo pelo.


Hoy voy con una de las más celebradas y que no sé por qué no la he subido al blog aún, la de aquel viaje que hice a Londres con Iberia hace ya unos años. El caso es que como por una vez no había sido cutre me dieron a elegir el asiento en el avión, y como iba con mi amiga María que es más bien alta, tuve la feliz idea de escoger los de la puerta de emergencia.

¡Qué azafatil es eso de anudarse el pañuelo al cuello!
Allí íbamos mi amiga y yo felices y contentas por pasar unos días en la Gran Bretaña cuando, recién subidas al avión justo detrás de un grupo de un instituto, la azafata mira mi billete, me mira a mí y me dice que no puedo sentarme donde había elegido. Como me pilló en el día protestón me gusta estar informada le pregunté que a qué se debía ese movimiento.

Azafata sonriente pero un poco despistada: Pues verás, si es que puedes sentarte en cualquier lugar con tus amigos, pero no en la puerta de emergencia.

Patch buscando bronca: Es que resulta que mi amiga es esta de aquí (señalando a mi amiga).

ASPUPD: Ah, ¿no has venido con tu instituto?

PBB: No, he venido con mi amiga, ¿ves? Amiga, saluda, da la patita, rueda, hazte la muerta.

ASPUPD: Verás, es que por normas de la compañía los menores de edad no pueden volar al lado de la puerta de emergencia. (Ojo, esto me parece bien).

PBB: Es que ya no soy menor de edad, ¿sabes?

ASPUPD: Bueno, si acabas de cumplir los 18 es mejor que elijas otro asiento.

PBB: Te enseño mi DNI si quieres, justo el mes pasado cumplí los 28.

Al final la azafata se pasó la mitad del vuelo pidiéndome disculpas y me dejó coger más caramelos para el aterrizaje que el resto. Si es que ser bajito al final tiene ventajas.

(Vaaale, como disculpas a la azafata diré que yo llevaba dos coletas y mis pintas habituales que no suelen ser las de Carmen Lomana).

Share this:

,

COMENTARIOS

12 han mejorado su vida sexual:

  1. jajajaja! Me imagino tu cara, y la de la azafata despues... :D Yo no soy particularmente alta, y tengo (o tenia hasta ser madre :)) cara algo aniñada y me han pasado de esas tambien cuando iba con alumnos de la universidad a alguna cosa y me confundian por una alumna mas en lugar de profesora. Un beso y buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy es que si yo fuera profe como tú me tendría que abrir un blog solo para eso :)

      Buen inicio de semana, guapa!

      Eliminar
  2. A mí me pasó una cosa parecida! En diciembre de 2011 fui a Suiza con mis padres, y al volver en el avión pudimos coger asientos de esos al lado de las puertas de emergencia, y la azafata me dijo que no podía... Le miré raro, me preguntó si había cumplido los 18 y le enseñé el DNI con mis 25 cumplidos ^^U.
    Yo mido 1.58, un pelín más que tú, pero sé lo que es ser bajita en un mundo de gigantes ;P.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ya podían dejar de crecer los demás :)

      Eliminar
  3. Y te quejas! Qué daría yo porque a estas alturas me quitarán 10 años. Bajita y que te llamen señora... Nooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es que llega un punto en el que ya te cansas, te lo aseguro :)

      Eliminar
  4. ajjajaja es genial esta historia jaajjaaa lo que daríamos muchas por que nos quitaran 10 años de encima ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En serio, que llevo año y medio con anécdotas de "soy madre adolescente y la gente me lo hace saber" :P

      Eliminar
  5. jajajajajaja, que a mi también pasa jooo, pero más que por la altura será por la cara, porque a nosotras nos pasa en el avión cuando tenemos que cambiar a gente de sitio, y no solo de la salida de emergencia, hay unas filas que se llaman madre/niño, que a veces hay que mover a la gente también.
    un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Almudena! Si me imagino que es bastante frecuente, pero es que estas cosas me suelen tocar a mí casi siempre :)

      Eliminar
  6. a nosotros nos han sacado de esos asientos por ser "poco atléticos" (sic)!!! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ¿y qué hicisteis? ¿Una tira de abdominales en el centro del pasillo?

      Eliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.