Ir a clases de aquagym y otras maneras de encontrar temas para el blog

Desde que salí de Decoesfera me propuse escribir más a menudo en el blog, cosa que estoy consiguiendo a medias casi siempre. El caso es que para escribir me tienen que suceder cosas y si son fuera de las pantallas del ordenador, mejor, por lo que he tomado la decisión de retomar mis visitas a la piscina del gimnasio y el hecho de que aún no haya perdido los kilos que gané en el embarazo no tiene nada que ver.

Es duro dominar la galaxia si no te entrenas bien
Viendo el percal de las clases de zumba decidí apostar por lo que los expertos llaman "ejercicio de bajo impacto" y los demás llaman "ejercicios para madres cincuentonas", por lo que el lunes, después de haber hecho el muerto fingiendo que era una corchera nadado unos largos me acerqué a la piscina que no cubre dispuesta a sumergirme en el fascinante mundo del aquagym. Para mí, el aquagym era lo que hacen en las playas unos cuantos monitores macizos mientras los alegres bañistas se queman como cangrejos disfrutan de los éxitos del verano.

Cual no sería mi sorpresa cuando me vi rodeada de madres. Y no me refiero a madres como yo, pizpiretas y que aparentan 18 años, sino en plan "mi madre" (creo que mi madre no me lee porque lo mismo me caía una colleja). "Al menos -pensé- aquí no voy a perder el resuello haciendo ejercicio". Ilusa de mí.

Cocoon
Las clases me recordaron a mis tiempos mozos cuando iba a aerobic* pero, gracias a Dios, sin el rollo ese de coreografías de más de tres pasos en las que siempre acababa chocándome con alguna amiga. De hecho ni siquiera necesitas saber cuál es la derecha y cuál es la izquierda. Eso sí, la música es la misma, cosa que, para mí que voy con un CD de Adriano Celentano en el coche desde hace meses, es un poco tortura.

Yo creo que en líneas generales se me da bien, excepto cuando me resbalo y acabo bebiéndome media piscina, o cuando tenemos que hacer abdominales agarrados a un churro cuando tiendo a irme flotando en dirección a aguas más cálidas. Otro problema está en las viejitas madres vehementes que pugnan por atraer la atención del monitor, un yogurín de ojos azules que es todo hoyuelos.

Y hacer ejercicio no sería tan malo si no nos obligaran a cantar las canciones, digo yo que será por motivarnos, aunque a mí que soy algo torpe se me olvida la coreografía si tengo que pensar cuando tiene que entrar en "Hey" en esa canción que he escuchado solo dos veces. Vaya, si mi hombro me deja yo creo que voy a ir adelante con el aquagym, que por lo menos me da para posts.

Imágenes vía Maximus_VAjuntament d'Esplugues
____________________________

* Disciplina que, curiosamente, ya no se da en el gimnasio, ahora son más de techno-gym-yan-yun-rumbero.

Share this:

,

COMENTARIOS

17 han mejorado su vida sexual:

  1. Te dará para varios porque el fenómeno quememos grasa da pa muchoooo pero mientras tú hombro siga en su lugar porque como logres desviar la mirada del profe las compañeras de clase se enfadarán :P jajajaj un besote desmadroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja hago lo que puedo, no te creas :)

      Eliminar
  2. Oye, esto merece un videopost!!!! :D Tanto para ver al profe :) como esas canciones y demas, jejeje. Un beso y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, imposible! No tengo cámaras sumergibles, ¿y dónde las escondería?

      Beso!

      Eliminar
  3. jajaja yo iba al aquagym el año pasado y es tal cual. a nosotros la monitora nos animaba al grito de "arriba pececillos!", no digo más...

    ResponderEliminar
  4. La música de los gimnasios es lo peor. Yo encontré uno en el barrio en el que ponen a Norah Jones y a Depeche Mode para hacer pilates (pilates, sí, ese otro "deporte" para madres como la tuya y la mía) y ya no me cambio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, en mi gimnasio por lo visto el pilates es de lo más demandado junto con la zumba o_0 algún día iré por curiosidad a ver si la música es mejor

      Eliminar
  5. ¿Te imaginas una clase de aquagym con mamás-blogueras?
    ¡¡Yo pagaba sólo por verlo!!
    Pues nada, nada (y nunca mejor dicho..) a darle al ejercicio de bajo impacto y a escribir posts tan sinceros como este que da gusto leerte, hermosa.. jajaja
    Bss mil!!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Yo me apunté a clases de aquagym antes de embarazarme. Era joven, de carnes firmes y prietas pero me aburría. Duré un mes. Yo en invierno no me meto en agua a menos de 36 grados. Y para descoordinada, yo. Ni te imaginas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, pues a mí me está gustando aunque aquí el verano nos abandona poco a poco :)

      Beso!

      Eliminar
  8. Jo me gusta la idea del aquagym por lo de que en el agua no se suda a chorretones, pero luego viene el problema de ir depilada correctamente todo el tiempo... que vida más cruel jajaja. Te mando muchos ánimos desde mis aposentos, eres una valiente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que empecé con la láser en junio XD

      Gracias, signora, se agradece!

      Eliminar
  9. estaba sonriendo, pero he reído a CARCAJADAS cuando vi lo de Cocoon!!! XDDDDDDDDD

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.