Mi malvada lucha contra los malvados candados

El martes os conté cómo usé residuos tóxicos de la heredera para proteger mis bragas posesiones contra los cacos porque no tenía candado. Ese mismo día por la noche, Patchboy, que es un solete, me trajo un candado para no tener que recurrir a la cacafuti para evitar hurtos. Era un candado maligno. Más o menos como este:

Imagen de Encorda2
Para configurar una contraseña, había que ponerlo primero en 000 y luego poner la contraseña que nos pareciera y mágicamente el candado se la aprendía. Parece fácil, ¿verdad? Pues la fastidié porque me puse a poner la contraseña sin gafas y por lo visto los números que yo pensaba que veían no eran los que eran en realidad.

Pasé una hora intentando averiguar cómo se hackea un candado de estos pero por lo visto es imposible, una vez tienes la contraseña ya no se puede cambiar jamás. Enfadada conmigo misma, tuve que salir corriendo hacia la piscina donde intenté comprar otro candado ya que estaban a unos 3 euros y no quería perder mis bragas las cosas bonitas de la heredera en manos de amigos de lo ajeno.

Chica de la puerta de la piscina: Para configurarlo, hay que ponerlo en el 000 y luego elegir la contraseña.

Patch un poco harta de los candados: Ponlo tú por favor, que hoy no es mi día. Me vale con 222.

CDLPDLP: Vale, un momento, aquí lo cojo y ¡oh! No sé qué contraseña he puesto.

PUPHDLC: ¿Estás de broma?

CDLPDLP: Es que es mi segundo día y no tengo mucha práctica, jejeje.

PUPHDLC: ¿Y no tienes algún otro candado? Me valen con llave.

CDLPDLP: Me temo que este era el último, vas a tener que pasar sin candado, yo creo que no habrá peligro.

Por segundo día tuve que dejar mis posesiones más preciadas desprotegidas, en un banco, abandonadas mientras la heredera se entregaba a la flotación ventral.

El miércoles salí de casa con dinero para un candado nuevo pero cuando llegué a la piscina resulta que me lo había dejado en el coche y tuve que volver a dejar las cosas por ahí, solo que esta vez las metí en una taquilla ninja esperando que mis bragas siguieran esperándome tras la clase.

Ayer me dediqué a probar todas las contraseñas, de una en una, en mi candado. Mi intención había sido poner 222 y al final la que puse ¿? fue el 322. Ni que decir tiene que empecé a probar desde el 999 hacia atrás. Porca miseria.

Share this:

,

COMENTARIOS

13 han mejorado su vida sexual:

  1. me reiría hasta caerme de la silla, pero los candados no son lo mío, sobre todo viviendo con un señor q tiene la manía de cambiar las contraseñas "por seguridad" ...obviamente, sin avisar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que no comparto contraseñas con Patchboy, solo me faltaba!

      Eliminar
  2. Yo paso de candados con contraseña, prefiero los de llave y así poder cerrar la taquilla dejándomela dentro. Menos mal que en el gimnasio estaban preparados para estas cosas y en un momentito cortaron el candado con una cizalla (desde entonces me fío menos de los candados).

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, me rio pero en tu lugar me hubiera acordado de #%/¢& .... Madre mia, y si llevas lo mas cutre que tengas para la heredera a la piscina y lo justo para nadar, y asi no hay mas preocupaciones? lo digo por si la historia se repite, porque visto lo visto... :) Un beso y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que como voy en coche tengo que dejar las llaves en algún lado, y meterme en el agua con ellas me parece un poco fuerte :D

      Besos!

      Eliminar
  4. A mi padre le pasó una vez con una maleta Samsonite de clave... el hombre tuvo que probar las 1000 combinaciones posibles una tarde de domingo xD

    ResponderEliminar
  5. Yo, en la facultad, tenía taquilla (cosas de estudiar Bellas Artes) y envidiaba a la gente con candados con contraseña, porque a veces me olvidaba la llave del mío en casa y tenía que volverme a buscarla o pedir la cizalla al conserje... Ahora veo que ni los candados con contraseña son de fiar (no entiendo el amor que les profesan algunos, que los cuelgan en los puentes, como si de argumentos de novelas románticas se tratase)

    Un beso y mucho ánimo, que después de haber leído que empezaste del 999 hacia atrás me ha recorrido un escalofrío por la espalda...
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que lo de los puentes es muy fuerte, además que se los están cargando con el peso :D Lo de probar todas las opciones le flipó a Patchboy que no pensó que yo fuera a ser capaz

      Eliminar
  6. Lo mejor es no llevar maleta, deberías saberLOL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es verdad! Mejor llevar a la heredera en culos hasta casa :D

      Eliminar
  7. Si, eso de probar, empezando por el 999 y ir bajando para atrás, es sin duda para gritar a plenos pulmones: MA PORCA MISERIA!! Jejejejejeje!
    Un besazo guapa!
    P.d. cada vez que voy a un super aquí, y veo i Pan di Stelle, me acuerdo de ti!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tan porca!!

      Ay Valeria, he encontrado en Madrid el pan di Stelle, pero me corto para no acabar con el abastecimiento :)

      Beso!

      Eliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.