La moda de las tartas de fondant está yendo demasiado lejos

Me gustan las cosas dulces. Ya sabéis, yo no estaría así si no me gustaran, claro, pero es que últimamente me veo obligada a hacer una criba entre cosas que están ricas pero no valen lo que cuestan en calorías y cosas de "son calorías vacías pero llenas de un gran sabor". Dentro del primer grupo está el fondant y sus derivados y amigos.

La verdad es que el fondant no me hace mucha gracia como alimento (sé que no alimenta, pero nos entendemos) y me cuesta bastante entender la fiebre pastelera de cubrir cualquier pastel ¡hasta los más ricos! con esa plastilina que te provoca caries solo con mirarla.

Haciendo excursiones por Internet me encuentro con cosas como estas y mi fe en la humanidad disminuye poco a poco:


Una paella de fondant o un arroz mareado o lo que sea eso. ¿De verdad es necesario tener una cosa que parezca salado pero no y regarlo con toneladas de azúcar?


Una réplica de ti mismo (con mascota y pareja) en fondant. Llamadme rara pero a mí me da yuyu ofrecerle a los invitados que me coman.


Una tarta de sushi, a la que le encuentro el mismo problema que a la paella, sigo sin verle el atractivo en comer una cosa que se parece a otra visualmente pero en realidad su sabor ni se le encuentra ni se le espera.

Y mi favorito:


El print animal en pastelería. Seguro que su papá está orgulloso de poder comerse ese tigre blanco en lo alto de la tarta.

Share this:

COMENTARIOS

7 han mejorado su vida sexual:

  1. en esta casa somos de contradicciones, no nos gusta mucho el fondant pero somos muy fans de "el rey de las tartas", algunas son más grandes q nuestro primer pisito! XD

    ResponderEliminar
  2. Hay que reconocer que hay gente que es toda una artista... pero yo tampoco le veo la gracia a la "paella". Me recuerda a los juguetes de los niños, para jugar a las cocinitas!

    ResponderEliminar
  3. A mi el fondant tampoco me emociona, si acaso en galletas... Y con las tartacas esas que se llevan ahora... Los reposteros deberían pensar que tiene que apetecer comérselas, no??
    Un besazo,
    Marialu

    ResponderEliminar
  4. Bej, la tarta de paella me ha revuelto las tripas, pero la de sushi me ha curado. Ahora me han entrado ganas de comer tartaaaaa.

    La tarta esta rica si tiene forma de tarta. xD

    ResponderEliminar
  5. Yo soy enemiga de los colorines en la reposteria. Las magdalenas como tales, y no de colores, y las tartas con colores naturales, gracias. no con azucar innecesario y aspecto plasticoso. Puag. Además, mucho decir que en Estados Unidos es lo más popular del mundo y blablabla, peor yo lo que veo que allí lo popular son las tartas de un palmo de altura y las que van recubiertas lo están, en su mayoría, con chocolate, crema o como mucho, con costra de azucar de color blanco. Por lo menos en los sitios en los que yo he estado sólo he visto un par de tiendas de cupcakes.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el post, Patch. ¡¡¡Alguien tenía que decirlo!!! Iba a hacer un alegato en favor de las magdalentas y los dulces con colores normales, pero ya veo que Argyle se me ha adelantado. A mí tampoco me gustan los colorines (en serio, ¿tanto buscar productos naturales y de proximidad, sin colorantes ni conservantes y luego nos metemos p'al cuerpo esas marranerías?), ni me gusta que algo sepa únicamente a azúcar (y no solo un poco dulce, no, a azucarón puro y duro). Prefiero mil veces el bizcocho de yogur de limón o la tarta de quesitos de toda la vida que esas filigranas... Pero a lo mejor soy rara, porque tampoco soporto los geles y perfumes con aroma/color/textura de comestibles...

    ResponderEliminar
  7. El fondant es el mal, puede que para odelar sea lo mejor, pero para comerlo es una masa chiclosa asquerosa. Solo he comido un fondat rico en mi vida, y era una capa finisima sobre unas galletas.

    El resto que pasa? pues que cogemos lo hacemos un burruño al lado en el plato y nos comemos la parte rica de la tarta (si con suerte es de las ricas, porque otras están más secas que el estropajo)

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.