La limpieza bucal del la heredera

Como la mitad de las madres que conozco, he desarrollado la capacidad para hacer cualquier actividad cotidiana con la heredera en brazos y de hecho los primeros meses también la llevaba en brazos en mis sueños. Lo que al principio era gracioso y amoroso se ha convertido en un rompeespaldas porque la ternasca ya pesa casi once kilos.

Esta niña no es tan guapa como la heredera pero para que os hagáis una idea
Imagen vía Uno más en la familia
Una de esas actividades es lavarme los dientes, y tanto me ha visto lavármelos que de un tiempo a esta parte cuando veía acercarse mi cepillo de dientes abría la boca de par en par como si fuera el biberón de la noche. Después de que nos quedara claro que le gustaba el tema bucodental, le compramos un cepillo de dientes y se nos acabó la calma.

Cada vez que la niña no sabe qué hacer, nos coge de la mano y nos lleva al baño, señalando y diciendo cuan Pantoja de medio metro "Dientes, dientes"*. Así pues, os pregunto: ¿tenéis más bebés enganchados al cepillo? ¿Qué puedo hacer para que se le pase la fiebre limpiadora?

________________________

* Os prometo que el amor de madre no me ciega. Dice algo así como "tentés, tentés" que clarísimamente significa "mamá quiero mi cepillo de dientes porque encuentro que tengo mis cuatro muelas molestamente sucias de papilla".

Share this:

COMENTARIOS

3 han mejorado su vida sexual:

  1. Jajajaja al mio le da el amor por el cepillo y lo usa de chupete, pero a la hora de frotarlos para limpiarlos le pierde un poco el amor !! =) Suerte con la heredera !!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué mona! ¡hihi! Como mínimo no tienes que sufrir por las caries por ahora :P

    ResponderEliminar
  3. N está también enganchada. Le compré un pack de 4 de bob esponja, le puse uno en el vasito y el resto en un cajón. Ya se encargó ella de sacarlos y esparcirlos por la casa para tener uno a mano en todo momento jajajaj

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.