La heredera, artista de la copla y la profecía flamenca

Este fin de semana hemos estado en una casa rural y he vuelto agotada de perseguir a la heredera con las pilas cargadas después de respirar mucho aire puro. Aunque intentaré no ser monotemática, es posible que os cuente un par de anécdotas como cuando la heredera se tiró encima un vaso lleno de agua sobre el pijama cuando estaba a punto de irse a dormir y empiezo con la que creo que me llenará los bolsillos de pasta, una vez lance su carrera al estrellato.

Eran casi las 7 de la tarde y la pequeña no había merendado. Como estaba empezando a protestar, paramos en el primer bar que vimos en un pueblo del que no me acuerdo que permanecerá en el anonimato. La primera decepción es que había puesto la bolsa con todos los potitos en algún lugar por determinar en lo más profundo de la bolsa de viaje, así que me arriesgué a ver si había algo comestible por un bebé (bebestible) dentro de aquel lugar al que evidentemente ni siquiera había llegado la TDT.

No era este, pero el concepto se parece
Imagen vía Estudiando a Gaia
Patch con heredera hambrienta: Hola, buen señor, ¿por casualidad no tendrá yogures naturales sin azúcar?
Camarero flamenco: Pues no, pizpireta viajera. No tengo yogures ni naturales ni de sabores.
PCHH: ¿Y un pinchito de tortilla? (La heredera es bastante omnívora últimamente).
CF: No, tampoco tenemos yogures, si te valen unas patatuelas o estos bollos...

Al final me decanté por la opción más fácil, una ensaimada que parecía que no había vivido la primera guerra del Golfo, al contrario que el resto del local. Estaba empezando a alimentar a la prole cuando empezó a sonar una guitarra dentro del bar. En una esquina, agazapado, había un señor que debía de ser muy amigo del camarero flamenco que tuvo el detalle de no arrancarse por bulerías, cosa que no importó a la heredera que se puso a hacer este baile.

Tener un público bailaor y muy mono enardeció al parroquiano guitarrista y siguió deleitándonos con todo su repertorio mientras la heredera se debatía entre el baile, el escondite inglés y su tarea ensaimadizadora. A los diez minutos el camarero flamenco sacó un cajón idem y Patchboy me hizo la señal internacional de "huyamos antes de que sea demasiado tarde".

Mientras nos alejamos, pudimos oír al parroquiano guitarrista decirle a la heredera: "Tu serás como la Pantoja pero mejor". No quise volver a preguntarle a qué se refería pero tengo miedito.

Share this:

,

COMENTARIOS

10 han mejorado su vida sexual:

  1. JAJAJAJAJAJA! Esa here-dora pantojil! lleva YA al notario todos los papeles q prueben q eres su manager! XD

    ResponderEliminar
  2. JAJAJA! La cosa promete, esperare las proximas anecdotas :D Guarda la anecdota para contarsela en la posteridad, que no a todos los bebes les dicen que son como la pantoja pero mejor, jejeje. Buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calla, que con un bebé las ocasiones del caos se disparan :)

      Eliminar
  3. Que peligro!, Cuidadito no te aparezca un día con el traje de gitana y una bolsa de basura llena de billetes. Entonces no habrá marcha atrás

    La Madre Ninja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te imaginas? La mantendré apartada de bolsas de basura

      Eliminar
  4. Muyy fann de la Heredera...jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La heredera tiene ritmo, y mucho! Si ella oye música, cualquier tipo de música, da igual que este haciendo, en ese instante, ELLA BAILA! Y no hay baile que pueda quedar mejor con cualquier tipo de melodía, que el de Dora, (que por cierto no conocía, pero que ahora pienso meter en práctica en cuanto tenga la posibilidad). Jejejeje besos para las 2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, baila hasta la música de los telediarios :) Besos, guapa!

      Eliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.