Los jueves decoramos: fluorescente

Aunque al principio la moda me horrorizaba, tal vez por mis recuerdos traumáticos de los años 80, lo cierto es que cada vez me van gustando más los colores flúor aunque en ningún momento se me pasa por la cabeza ponérmelos en la ropa. Sin embargo, creo que dosificados pueden actualizar la decoración de una casa, aunque sin caer en el exceso que nos llevaría directos al chonismo.

Hoy os traigo una selección de algunos detalles que podrían quedar bien, siempre teniendo en cuenta que el resto de la habitación está decorado de manera más o menos contemporánea:

Las lámparas Lykta de Ikea actualizan su gama de colores para adaptarse a la moda. Por algo menos de 8 euros consigues tener un detalle flúor bastante discreto. A mí estas lámparas me gustan, de hecho esta fue la primera que tuve en mi mesilla hasta que Fujur la destruyó a culazos.



En Roche Bobois optan por poner unos pocos detalles en un salón bastante aburrido. Me gusta mucho la butaca pero los cojines me dan un poco de miedo. ¿Vosotros sois fans del fucsia?

Lo que tenéis sobre estas líneas es el sofá Papagallo, de la tienda cuqui por excelencia, Maisons du Monde. Por 99 euros podéis tener este sillón de PVC recubierto con esta funda que determinará en lo sucesivo la decoración del resto de vuestra terraza. ¿Estáis listos para abrazar la moda flúor?

Share this:

COMENTARIOS

10 han mejorado su vida sexual:

  1. A mi me gusta, pero en pequeños toques, como con la ropa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me da un poco de miedo :) Además de que Patchboy me echa de casa si le meto moderneces!

      Eliminar
  2. El flúor, pa los dientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí pero no te lo tragues que luego te puedes envenenar!!

      Eliminar
  3. Jajajajaja, yo no puedo con los colores fluor, me recuerdan demasiado a un chandal que mi madre me compró cuando tenía unos 10 años, rosa fluor, tan chillón que me espantaba el sólo verlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo alcanzo a imaginar remotamente cómo podía ser un chándal flúor en Italia en los 90 y ya me dan escalofríos solo de pensarlo :)

      Eliminar
  4. Yo los odiaba pero el verano pasado me compré una camiseta naranja y oiga me sienta la mar de bien...eso sí para la casa no se yo :P demasiado desmadroso y creo que prefiero que el pelorosa se quedé en el blog.

    Un besote desmadroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer es que con tu belleza cualquier trapito te queda bien :) Yo vivo con miedo a ponerme una camiseta flúor y parecer un globo aerostático jajajaa

      Eliminar
  5. Me gusta en muy contadas situaciones, para mi casa soy mas de mezclar lo rustico con el diseño escandinavo neutro creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el estilo escandinavo me flipa :)

      Eliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.