La fascinación por los bodegones

Lo admito, soy una friki del Museo del Prado y me invento excusas en cuanto tengo dos o tres horas libres para perderme por sus pasillos. Es una afición que te puede salir cara, a unos 14 euros si tienes que pagar la entrada completa, aunque por suerte siempre hay trucos para ir gratis como ir a partir de las 6 entre semana o a partir de las 5 los domingos.

A este lo llamaremos "mi jarra favorita y alimentos altos en fibra"
A lo que iba, al principio los cuadros que más me gustaban eran los de mitología; me encantaba descubrir a Danae y aprender por qué estaba tan contenta de la lluvia dorada de oro esa que le caía; o conocer por qué estaban tan contentas las Tres celulíticas Gracias y le hacía poco caso a los bodegones. Hace un par de años, en una visita al Thyssen me explicaron que los bodegones eran un género popular y que lo compraban los ricos (pero poco) como una opción más barata que los retratos.

Este es "mi jarra favorita y un pan tapando el pez que me salió mal"
Por lo visto, los pintores tenían en sus talleres un "ajuar para bodegones" y el que les contrataba elegía qué platos (o jarras) salían en el cuadro. También se podía elegir la comida. Estos bodegones luego se ponían en el zaguán, donde solían esperar las visitas, que podían hacerse una idea del poderío de la casa en función de cuántos elementos había en el dibujo.

Ahora tengo un nuevo hobby que es ver cuadros y descubrir cómo era la vajilla del pintor. Este post está ilustrado por cuadros de Luis Meléndez:


Este es "mi jarra favorita y los membrillos amenazadores de quesos"
Viendo estos cuadros, no puedo dejar de acordarme de mis amados bloggers de gastronomía y no dejo de preguntarme cuántos platos cuquis albergarán sus alacenas.

Share this:

,

COMENTARIOS

2 han mejorado su vida sexual:

  1. Anónimo17/5/13 9:46

    Yo solo puedo pensar que ahora hacemos exactamente lo mismo con las fotos del instagram. Los antañeses eran muy listos ellos.

    ResponderEliminar
  2. Te iba a poner que no entendía esa afición pero viendo el comentario anterior ciertamente se trataba de lo mismo que ahora, presumir de algo que te podías permitir. Si es que no ha cambiado tanto los tiempos, muy interesante la entrada oye :)

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.