Los jueves decoramos: Dormitorio infantil para fans de Star Wars

Como ya no ando por Decoesfera, y para matar un poco el gusanillo de la decoración, me vais a permitir una pequeña sección, que intentaré hacer una vez a la semana, con alguna bonitez de decoración. Hoy os traigo un dormitorio infantil de un bebé de padres frikis (lo de que el bebé acabe siendo un friki es seguro aún lo tiene que decidir él cuando crezca).

Un bebito muy, muy lejano...

Si os fijáis, al menos en la foto superior, es bastante fácil ambientar una habitación infantil a poco que le echéis horas a hacer figuritas de fieltro os esforcéis: la cuna es una cuna random, que podría ser la de Ikea o cualquier otra, y las letritas de la pared se han hecho a mano, aunque si me preguntáis, yo habría preferido ponerlas de vinilo que quedan más resultonas. Eso sí, el móvil de naves es una obra de arte, y eso que yo antes de tener a la heredera pensaba que los móviles de las cunas eran una tontería, hay que ver qué de horas de diversión le ha dado el suyo...

Este cojín no pasaría el filtro cuqui de mi madre porque es negro
y los bebés no deben de estar en contacto con cosas negras
A lo que voy es que al final tener una habitación de bebé personalizada no cuesta tanto, solo basta con saber qué quieres hacer, buscar los detalles correctos y ponerle mucho cariño. No me digáis que el cojín que tenéis arriba no es lo más. Tenéis todas las fotos del cuarto en el blog de Carissa XY.

Vía | Padres Frikerizos

Por cierto, no olvidéis que estamos de sorteo!

Share this:

COMENTARIOS

4 han mejorado su vida sexual:

Comentar mejorará tu vida sexual.