Actividades de ocio que puedes hacer en el parque

Con la llegada de la primavera, las madres primerizas salimos al parque a descubrir cómo interactúan nuestros retoños con otras bestezuelas. En mi caso, el hecho de que la heredera haya empezado a andar tan pronto y que esté loca de remate no ha impedido que me lance a los areneros alcorconenses con presteza y alegría.

Porque tirarte por el tobogán descalzo solo mejorará las cosas
Imagen de Imaginarium
Como en otros blogs han contado mejor que yo la experiencia parquil, yo me voy a centrar en los juegos que he observado durante mis jornadas de progenitora vigilante. Nota: no practiquéis estos juegos sin la supervisión de un bebé.

  • Transporta arena a casa de mamá: la arena es tu amiga y la puedes transportar hasta tu casa en cualquier pliegue de tu ropa o de tu anatomía. Un puñado es demasiado obvio, pero puedes almacenar un par de kilos en unas playeras del 20 o en los bolsillos de los pantalones. Por lo visto te dan puntos extra si llevas tierra de estraperlo en el pelo.
  • Empuja a otros niños. Si os preguntan otras madres, decir que vuestro pequeño genio está comprobando empíricamente la fuerza de la gravedad. Si los padres son más altos que vosotros, echadle la bronca a vuestro bebé y salid corriendo antes de que vuestros vástagos lleguen a las manos.
  • Prueba los juguetes de los demás. Da igual que tu madre haya bajado con el baúl de la Piquer con una pelota, porque los balones de los otros niños siempre botarán más alto y serán más bonitos que los tuyos.
  • Ya que tu casa está decorada con gotelé de fruta, haz lo mismo con el parque. Toda la ciudad debe saber cuántas vitaminas hay en tu merienda. Haz pedorretas con energía, que en exteriores hay que apuntar más lejos.
  • Usa tu fontanela. Apunta bien cuando bajes por el tobogán e intenta estrellar tu fontanela contra cualquier superficie dura, a ser posible metálica y a ser posible oxidada. Disfruta con la cara de horror de tu madre.

Share this:

,

COMENTARIOS

12 han mejorado su vida sexual:

  1. El parque es un mundo aparque....
    Es un entorno hostil para todo aquel que tenga una edad compuesta por dos cifras...
    No me gusta el parque, se me nota...
    De hecho en ese libro que tu sabes, tiene dedicado hasta un capítulo y todo.... ainsss
    Esta vez no puedo meterme contigo porque... me has tocado la fibra con el parque...
    ¡¡Territorio Comanche!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miedo me da y solo puedo atisbar el horror que se me avecina :D

      Eliminar
  2. jajajaja pero al parque se baja a disfrutar o a hacer sufrir a los progenitores? Tienes una sorpresilla en mi blog. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que lo voy a llevar mal, así te lo digo :)

      Besos!

      Eliminar
  3. Y así otro día tras otro...
    Acabo de descubrir tu blog y me gusta, pásate por el mio si tienes un ratito y si te gusta nos seguimos. Bss.
    http://atentamente-carmen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen, le echo un ojo :)

      Eliminar
  4. A la mi pequeña le mola más hacer contrabando de gravilla antes que de arena. En Navidades las apuntamos a unas actividades y al ir a recogerlas el segundo día le comenté a la monitora que el día anterior se había traído a casa piedrecitas del patio donde las sacaban a jugar. Ella me respondió muy confiada diciendo que ya se lo había comentado mi santa, y que habían tenido mucho cuidado de vaciarle manos y bolsillos al volver del patio.

    Lo dijo con tanta seguridad que me dio incluso un poco de pena cuando le levanté las perneras de los pantalones a la niña para enseñarle los calcetines llenos hasta arriba de gravilla al más puro estilo de "La gran evasión".

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la mía aún no es tan sofisticada, pero me salen canas solo de pensar en lo que me espera :)

      Eliminar
  5. pero a dónde vais vosotras?? he leido los demás post parquiles y una de dos, o los niños han cambiado mucho o sois unas quejicas, que a mi no me pasaban estas cosas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaa, yo creo que somos unas quejicas. Eso y unas blandas, anda que no he comido yo arena en los 80 :D

      Eliminar
  6. ¡hahaha! Bueno... me río pero no tanto. Que cuando me toque a mí lo voy a flipar.
    Nota mental: antes de llevar al bebé al parque mejor una valeriana
    Un beso,

    ResponderEliminar
  7. jajaja, el del gotele de fruta mi favorito :D Ven por Viena que descubrirás alguno mas, porque aquí los suelos de los parques son de arena y madera, los columpios de muchos parques son tipo “indiana jones y la ultima cruzada“ y el ingrediente top: hay fuentes con agua y circuitos de agua para que los niños jueguen. Besos!

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.