El teorema del bebé homeless

Hay un montón de cosas que a las madres primerizas nos cuentan sin que lo preguntemos: toda clase de magias sobre cólicos/alimentos/dientes/dolores maternales que otras madres y abuelas con más experiencia se ven obligadas a relatarnos para sacarnos de nuestra ignorancia. Sin embargo hay otras que tenemos que aprender por las malas.

Hoy vengo con una de esas cosas que he aprendido por las malas, y es que acojo a un homeless entre mis cuatro paredes. Cuando llegó la heredera (hace ya casi un año, por cierto) todo eran zarandajas y algarabías, los familiares me cubrieron de vestidos rosas con bragas a juego toda clase de dádivas de ese color maldito que me harta y que podría desaparecer que tan bien queda a la carita de un recién nacido.

No puedo hablar, no puedo andar, no tengo dientes,
ni trabajo, pañal sucio, que Dios te lo pague
Imagen vía Zurmat
Pasó el invierno pasado, pasó la primavera pasada y pasó el verano (pasado). Me hallo a finales del invierno y me he encontrado con un armario atiborrado de bodis de manga francesa y pantalones piratas que cada vez ajustan más el paquete skinny fit. Se me está acabando la ropa de invierno que le puedo poner sin que parezca que la haya sacado de un contendor (con perdón para los que visten a sus niños con ropa de contenedores) y vivo con miedo a comprarle más, so pena que en octubre ya le vuelva a quedar ajustadísima. Y la cosa no mejora para el verano, ya que aún no me ha dado tiempo de comprarle ropa suficiente para el ritmo de guarreo que lleva. Vaya, que me la imagino en plan bebé homeless con ropa de tres tallas más para poder ahorrar el verano que viene.

Déjame que me tape con este oso, que es lo más casual
Imagen de Muchamasmoda
¿Qué clase de magia es esta de que mi bebé se quede sin ropa (y cuando digo sin ropa es literalmente sin ropa) cada tres meses? O sea, si no le renuevo el vestuario completamente, no le vale nada que haya usado solo tres meses antes. Ni calcetines, ni camisetas, ni bodis. ¿Cuál es la solución?

Sí, lectores míos, me he convertido en una de esas madres que llevan a su vástago con pantalones remangados, camisetas con cinco vueltas para que pueda sacar las manitas y me estoy pensando lo de ponerle algodones en los zapatos para poder aprovecharlos más (¿habéis visto que los zapatos de bebés cuestan casi como los de persona normal?).

El remanguillé ha vuelto a la moda. ¡Abrázalo!
Imagen vía Trendencias hombre
En fin, estoy deseando que llegue el verano que en las camisetas se nota menos si la manga es más o menos larga. Mientras tanto, os dejaré con mi teorema:

Todo bebé sumergido en la vida experimenta un crecimiento tal que le dejará desnudo de manera cíclica a no ser que sus padres inviertan en ropa.

Disclaimer: sé que no está el horno para bollos y soy consciente de que hay gente que de verdad no tiene dinero para ir cambiando de ropa a sus bebés. Si alguien que lea esto se encuentra en este caso, le ofrezco un préstamo de la ropa que va dejando pequeña la heredera o le ayudo a encontrar alguna asociación en su provincia que le pueda ayudar. Sé que esto es un tema serio pero no podía resistirme a compartir la reflexión con vosotros.

Share this:

,

COMENTARIOS

6 han mejorado su vida sexual:

  1. Prepárate para los zapatos, eso si será un no acertar la talla si no son para el mismo dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estamos en el tema de los zapatos, para mí ir a comprarlos es un ejercicio de fe...

      Eliminar
  2. Amiga sí es cierto que para muchos no es que sea un tema serio, es que es dramático pero en general quien más quien menos, tuvimos el problema del crecimiento descontrolado de nuestros peques en los mismos parámetros que tú describes y no podemos dejar de utilizar el sentido del humor para hacernos más humanos.
    No sé, sólo es una idea...
    Por cierto, que tienes mucha, pero mucha razón... las camisetas de verano disimulan mucho e incluso las de invierno que se han quedado terriblemente escasas de manga, si se las cortas a la altura del hombro, tienen una segunda vida veraniega de lo más casual... te lo digo yo...
    Bss "vecina"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le has dado, hay que tomarse estas cosas con humor, claro :)

      Oye, genial idea lo de las camisetas!

      Eliminar
  3. jajaja, por lo que veo tu heredera haría buenas migas con las mías, al menos en lo que a look se refiere :) Me alegra ver que no soy la única, porque la verdad es que cuando bajo al parque con ella cuando estamos en España, me pregunto cómo hace la gente para llevarlas siempre como princesas. ¿Dejarse una pasta en ropa carísima que solo les vale 2-3 meses? ¿o tienen algún truco que yo no he pillado? Sea como fuere, yo soy de tu club :) Un beso y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo ni idea de cuál es el truco, pero estamos poniendo miriñaques a los bebés por encima de nuestras posibilidades :)

      Beso!

      Eliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.