Asientos reservados del metro de Madrid: misión imposible para las embarazadas

Como durante el embarazo no quería escribir posts sobre ello, he tenido más de un año para rumiar todas mis quejas sobre el comportamiento de los demás hacia las mujeres en estado de buena esperanza (hay pocas expresiones más cursis que esta, tal vez le gana excusado para referirte al baño). El caso es que casi hasta el final usé el transporte público a diario: metro, autobús, cercanías... todo con tal de salir de los suburbios.

En mis viajes observé señales como esta, que probablemente son difíciles de descodificar:

Como dice Gamusino, aquí tenéis a la Familia Tullídez
Imagen vía Sigo Joven
Las personas que solían ocupar el asiento bajo esta señal eran adolescentes, mujeres de mediana edad y en raras ocasiones ejecutivos. Su comportamiento cuando yo me acercaba con el súper bombo tenía varias opciones:

- Fingir su propia muerte para no cederme el sitio.
- Enfrascarse en el móvil supermirando al suelo (pocas veces me topé con alguien con libro ocupando ese asiento, se conoce que saben leer mejor).
- Dedicarse a decirle a otro que se levantara para dejarme sitio. Estas solían ser viejunas-directoras-de-tráfico. Solo que no eran muy viejunas, la verdad.
- Hacerse los dormidos (esta es mi favorita, porque abría los ojos de vez en cuando para ver si me había ido o si había llegado su parada).

Comentándolo el otro día en clase de inglés, me contaron que en Londres han encontrado una solución a este problema de una manera inteligente pero un poco nazi. A las embarazadas del metro de Londres les piden que lleven esto:
Si vais a Londres podéis pedir las chapas de embarazadas
 en la web de Transport of London

Con el despiste que tengo, fijo que se me olvidaría la chapa de "Bebé a bordo" la mitad de los días, pero me parece una buena solución para madres con tendencias malvadas como yo, que me pongo a increpar a los otros viajeros en cuanto puedo. Curioso que lo de increpar me ha venido con la maternidad, yo antes era una pacífica ciudadana que intentaba mantener el menor contacto humano posible en los trayectos.

Share this:

, , ,

COMENTARIOS

27 han mejorado su vida sexual:

  1. Yo lo que siempre me he preguntado es si el asiento reservado es / debería ser el de debajo de la pegatina, o si es una afirmación genérica aplicable a cualquier asiento. Siempre he creído que era lo segundo, pero ya eres la segunda persona que me dice que sólo aplica al de debajo de la pegata.

    ¡Justicia con las embarazadas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo interpreto que es el de debajo de la pegatina, que además suelen ser los más fáciles de acceder por aquello de que están pegados a la puerta. Eso sí, aunque vayas en un asiento random eso no te exime de dejar asiento a viejunos/embarazadas

      Eliminar
  2. Anónimo18/1/13 8:33

    Con lo facil y sencillo que es pedir que te cedan el sitio. Asi nos va en España queremos que nos den las cosas hechas y lo que nos dan son palos.
    Vamos que te quejas de la gente que finje dormir pero tu finjes ser muda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que hay días que no tienes ganas de ponerte a pelear, ya sabes :)

      Eliminar
    2. No estoy de acuerdo. Cuando yo me siento en un sitio reservado, lo mínimo que hago es estar al tanto de si aparece alguien que lo merezca más que yo, para cedérselo. Incluso estando embarazada me he levantado para cederle el sitio a algún viejo más de una vez. Y de la misma manera no me gusta nada pedir el sitio si la persona que está ahí no se levanta por su propio pie. Yo qué sé si ese joven con apariencia atlética no tendrá una hernia que lo tiene doblado, o si esa chiquilla flaca no estará en su primer trimestre de embarazo, en el que no se nota nada externamente pero en el que eres un trapo humano? Aún así, yo en el metro no tengo mucho problema, como los asientos reservados son muchos (y los ocupantes suelen ser jóvenes) me pongo en medio y vocifero si alguien me deja sentar, que estoy embarazada (por si no se notara...) y se levanta todo el mundo con cara de vergüenza. Pero en el bus que suele estar lleno de viejos medio desahuciados y los sitios reservados son muy pocos, a no ser que esté muy destrozada me da mucho palo pedir sitio.

      Eliminar
    3. Es decir, que según tu punto de vista sólo debemos ser educados cuando nos lo piden. Pues tienes toda la razón, así nos va en España.
      Y eso sin contar con que ya te lo pide la propia pegatina que está encima del asiento.

      (es la primera vez que comento así que aprovecho para felicitarte por el blog Patch, me encanta la gracia que tienes para contar las cosas. Aquí tienes a otra fan de Fujur ;))

      Eliminar
    4. Lo que faltaba ya era tener que pedir educación en el metro, autobús o donde sea. Si una persona está sentada y entra alguien que necesita sentarse (no necesito que me lo diga ningún cartel) lo mínimo es levantarse.
      Y al anónimo que le mola que le pidan el asiento (será complejo de superioridad) lo que le falta es además de educación elemental, caridad humana y empatía.

      Eliminar
  3. A mi es que lo de las pegatinas sólo en algunos asientos del bus siempre me ha parecido como si en los portales hubiese carteles en algunos rellanos que pusieran "rellano reservado para saludar al vecino si te lo cruzas". Yo creo que hay que ser educado te toque el asiento que te toque, vamos.

    ResponderEliminar
  4. Discrepo respetuosamente con lo "un poco Nazi"...

    Si a una gordaca Londinense lo cedes el sitio porque pienses que está embarazada..te arma un pifostio de cuarenta pares de cojones...(lo he vivido en mis carnes...y lo he visto en carnes ajenas..porlo que con dos casos SE CONFIRMA...mi tehoria..xd)

    Por lo demas la chapa es increiblemente util, para los humanos hembra en sus primeras etapas de gestación en invierno donde un codazo puede ser incómodo...y con la chapa..lieralmente..las gentes se abren cual mar rojo para dejar paso en nuevo ingles que un humano hembra lleva en su interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de un poco nazi es porque me recuerda a la manía de marcar minorías, pero si me dices que funciona a mí me vale. Yo a Londres solo he ido de visita y me parece una iniciativa maravillosa :D

      Eliminar
  5. Pues yo creo que da lo mismo el asiento que sea, que si ves una embarazada, una persona mayor, un invidente o cualquier persona que necesite sentarse, te tienes que levantar por cojones.
    Yo también usé el metro, el bus y el cercanías durante casi todo el embarazo y era alucinante ver cosas como las que relatas y aunque la mayoría de las veces conseguía sentarme por uno u otro motivo (casi siempre mi cara de perro, seguido de un refunfuño era lo más efectivo, aunque se hicieran los muertos o los dormidos) Pero algún día de esos en que tienes las hormonas revolucionadas y te sientes flojita, llegué a casa llorando de impotencia porque nadie me había cedido el sitio en el Metro.
    La idea de la chapa es una chorrada, porque seguirían hacíendose los dormidos o los despistados...
    Un saludo!
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, seguirán haciéndose los locos, por desgracia. Pero como dicen más arriba por lo menos vale para sacarles de la duda de chica gorda/chica embarazada :)

      Eliminar
  6. La verdad es que vivimos en una sociedad un tanto egoísta, la gente mira a otro lado en estas cosas. Yo a las embarazadas siempre las dejo el sitio, a los ancianos que no lo son tanto menos, porque van a darse un pirulillo en metro y yo a trabajar.
    Sobre lo de la chapa realmente lo veo útil, muchas veces he visto situaciones tensas de alguien cediéndole el sitio a una embarazada que no lo era, simplemente tenía tripa. Muchas veces se duda, con la chapa lo tendrías nítido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es algo útil para las dudas. Pero como dicen más arriba, no sirve de nada si sigues rodeada de egoístas.

      Eliminar
  7. La chapa es algo que ya se usa en Japón, pero porque mayormente son unos cortados ne pedir nada y lo hacen por no molestar a quien está durmiendo en el asiento. Sí, es un poco nazi, pero joder, ASIENTO PREFERENTE

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Qué penosos podemos ser a veces!!
    Con lo bien que nos sentimos cuando hacemos cosas por los demás, aunque sólo fuera desde un punto de vista egoista deberíamos dejar de mirarnos tanto el ombligo y si vemos precisamente a una señora a la que su ombligo está a punto de abrírsele sin remisión... pues cedámosla en sitio que tampoco nos cuesta tanto a nosotros...
    Ainssss ¡¡¡qué me enciendo!!!
    Abrazos hermosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosamente quien más me cedía el sitio eran otras mujeres que también habían pasado por este tema :)

      Beso!

      Eliminar
  9. Pues te aconsejo que no vengas a Viena con carrito o embarazada... Porque yo día tras día me cabreo con el tema. Me parece muy muy triste que hayamos llegado a que tengan que pedir asiento, llevar chapa... Y creo que aun en esas circunstancias cuando lo pides te miran mal, al menos eso pasa aquí. Y cuando se lo cedo yo a una persona muy mayor me miran con cara de alucine. Tanto que se habla de empatía y gaitas para entrevistas de trabajo, habilidades profesionales.... y en el día a día qué? En fin, no sigo porque podría estar "monologando" durante un buen rato. Un beso y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sí? Siempre había pensado que en Europa eran "más civilizados". Ánimo!

      Eliminar
  10. Voy a discrepar, o al menos a matizar. Yo ha visto a bastante gente levantarse al ver a una embarazada. Pero sólo cuando se ve MUY claro que estás embarazada. En caso contrario, la mayoría no se levanta porque le da corte equivocarse. A mí me ha pasado, y no veas cómo te quedas tú, y sobre todo la persona a la que indirectamente has llamado gorda. Quizás no sea tu experiencia, y te parezca que es evidente para todos que estás embarazada, pero no es así: tú te notas diferente, pero los demás posiblemente no lo tengamos tan claro (salvo que, como cuentas, se trate de otra persona que acaba de pasar por esa situación).

    La gente también se suele levantar cuando entra una persona MUY mayor o MUY enfermo. Pero también yo he tenido la experiencia de dejar sentarse a una persona de cierta edad, y notar que en el fondo se sentía incómoda de que la trataran como una inútil, cuando por lo demás se ve que ha salido tranquilamente a la calle.

    Hay además un efecto de "masa": la mayoría de las personas no quieren significarse, y esperan que los demás en el paso. Como individuos suelen ser más amables de lo que se dice.

    Una sugerencia: díselo claramente a la persona que está sentada. Con tranquilidad, y sin que parezca una imposición; algo así como "perdona, estoy embarazada, ¿te importa dejarme el asiento?" Luego nos lo cuentas, pero me atrevo a asegurar que vas a notar que la mayoría de las personas están encantadas de ayudar (aunque, claro, no te garantizo que no te encuentres más de un gilipollas)

    ResponderEliminar
  11. Pathygirl, desde luego que contribuyes a ello, porque me he reído mucho leyéndote! Tienes más razón! En el metro, es una reivindicación necesaria sobre todo a las mamis que tenéis que ir a trabajar con el bombo. El propio metro de Madrid debería ser un poco más 'esportivo' y emular al de Londres con las chapas. He tenido la suerte de que me eduquen en la consideración hacia los demás (entre otros valores que hoy se verán como 'muy retrógrados') y no me ha faltado el tiempo para levantarme en un metro o autobús. Lo de la familia Tullídez, no tiene precio.

    ResponderEliminar
  12. síííí, a mí me llevaban los demonios con eso también. menos mal que solía coger el transporte público fuera de la hora punta...
    ¡pongámonos todos a increpar!

    ResponderEliminar
  13. Hola, soy otra chica embarazada e indignada. Cada día cojo el metro por la mañanas a hora punta para ir a trabajar, os aseguro que ya se nota la panza, y aún estoy esperando que alguien se levante para cederme el sitio.

    Desde mi punto de vista no tengo nada que pedir, a no ser que me me este dando un mareo en ese justo momento, puedo aguantar no se trata de eso, se trata simplemente de educación y civismo, de entrada tenemos mínimo un grado más de temperatura que la media, osea que si todo el mundo tiene calor nosotras más, tenemos peso extra, sin contar kilos de más un mínimo de 1 kg por mes, así que hacer la cuenta, y a todo sto hay que sumar noches de insomnio como es mi caso, y malestar general en muchos casos.

    Así que por favor, un poco de civismo y ceder el sitio que tampoco es para tanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estar preñada sin coche propio es de vergüenza. Deja de jodernos cn la penita, que mi mochila a diario pesa mas que cualquier panza y encima sufro anemia.

      Eliminar
  14. Mi cuerpo a penas recibe oxígeno (que es básico para vivir por si no lo sabes) y no veo mi asiento reservado.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.