Casa a prueba de bebés

Heredera en el momento de detectar su objetivo
Mi heredera por lo visto va adelantada a su edad: gatea desde los cinco meses y lleva mes y medio poniéndose de pie apoyándose en paredes, mesas, en el parque, en la cuna... Vaya, nada se le pone delante para impedirle la adopción del bipedismo.

Hoy es un gran día: hoy Raquel ha dado su primer paso. Ha sido un paso espectacular, estaba de pie, ha adelantado una piernecilla, ha puesto la otra a su altura, se ha vuelto a parar y se ha caído de culo. Con este primer paso (pequeño paso para un bebé, un gran paso hacia mi primer infarto) declaro inaugurada la temporada de poner la casa a prueba de niños. Ya tenemos:

  • Un cargamento de tapaenchufes. Los agujeros son bonitos, son misteriosos. ¿Cuál será esa fuerza que empuja a los bebés a introducir sus deditos en su interior?
  • Toneladas de corchopán para poner en los cantos de las mesas, en las esquinas de las mesas, en los dinteles de las puertas, en las uñas de Fujur...
Los topes de las puertas pueden ser de colores
Imagen vía Arqhys
  • Un tope para que no pueda cerrar las puertas aunque lo intente. Con intentar me refiero a apoyarse por error, resbalar hasta darse un cabezazo, tropezarse, abrazar, lamer...
  • Una montaña de seguros para cajones. En mi casa todos los cajones se abren tirando, pero en casa de mi madre hay cajones de los que se abren al empujarlos. O sea, que los cajones son el instrumento de tortura bebístico perfecto: por un lado permiten meter los dedos como los enchufes, pillarlos como las puertas Y además si son de los de empujar te pueden dar golpes inesperados. ¡Una joyita!
Como en mi casa no caben tantas letras,
hemos hecho un casting con las seis mejores
Imagen vía OLX
  • Una alfombra de goma eva de letritas, porque el suelo está duro que te pasas y porque en el último mes se ha hecho ya nada menos que ocho chichones cayéndose de una altura máxima de 20 cm. El suelo blandito está lleno de ventajas: por un lado te permite practicar caídas de judo y por otro aprendes las letras mientras caes. No me digáis que no mola todo.
De todas maneras, vista la capacidad suicida de mi heredera (que por lo visto se repite en todos los bebés que comienzan a explorar) he decidido que el mejor dispositivo de seguridad es hacerle un vestido con esto:

Share this:

COMENTARIOS

4 han mejorado su vida sexual:

  1. Ja ja ja... la verdad es que sí que va bastante adelantada, por otro lado es muy buena señal... igual con dos añitos ya le puedes dar las llaves de casa y que se vuelva de la guarde ella solita :)
    De todo eso nosotros pusimos los tapa enchufes con el segundo y lo de las letras también lo utilizamos con los dos mayores... veremos por qué trastitos para la seguridad nos decantamos con este pequeñajo :)

    ResponderEliminar
  2. Lo de las llaves no es mala idea, eso y darle una bolsa con su ropa para que se independice cuanto antes :D

    ResponderEliminar
  3. jajajaja me encanta la idea del vestido.
    tu casa está más o menos como la mía ahora...

    ResponderEliminar
  4. Esto de la maternidad es vivir en un Ay continuo. Ya me dirás si a ti te funciona porque yo vivo en el barrio de los chichones

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.