Mis nuevos gustos musicales

Lo confieso, durante los casi nueve años que tiene este blog he intentado aleccionaros para que escuchéis (y os guste) la misma música que me gusta a mí. Por estas páginas han pasado todo tipo de grupos, algunos fueron flor de un día pero otros siguen estando en mi corazoncito de plastilina.

Pero todo eso se acabó. Ahora, con mi recién estrenada maternidad he estrenado también nuevos gustos musicales, en tanto en cuanto que las melodías sedan amansan a mi bebé. Así tenemos:


El sonajero del loro (el del pirata no tiene música) que cambia de melodía cada vez que lo agitas. Nosotros somos muy fans de usar la canción larga del loro cuando queremos abandonar la habitación sin que ni Raquel ni Fujur se percaten. Funciona en un 1% de los casos.


El móvil de los cuentos es, hoy por hoy, el juguete al que más atención le presta la bambina. Esta canción es más insufrible, la famosérrima "It's a small world". Esta es como el virus del ébola, una vez la escuchas no puedes parar de cantarla, incluso en miaus que es como más le gusta a Fujur. Si no os acordáis, la tenéis en Youtube, pero os advierto, una vez veáis el vídeo seguro que no podréis dejar de tararear.



La bola que proyecta estrellas, que no es exactamente la que os pongo sobre estas líneas pero se comprende el concepto. Esta bola, como su propio nombre indica, proyecta estrellas sobre el techo y es muy práctica por ejemplo para las tomas de media noche ya que no da mucha luz y el bebé casi no se despierta. También tiene música opcional con varias melodías clásicas y ruidos de la naturaleza como una cascada que te da ganas de hacer pis te relaja un montón. En mi casa somos muy fans del fragmento del Conejo Barbero de Sevilla versión Bugs Bunny:


Así que nos dormimos todos al ritmo de "¿Dóoooooooonde está el coneeeeeejo?"

Share this:

, ,

COMENTARIOS

1 han mejorado su vida sexual:

  1. Anónimo6/7/12 12:05

    Patch, no perdais la bola de estrellas. Es como crack para los chiquillos y mis sobrinos NO PODIAN dormir sin ella hasta los 4 años o más tarde, hasta que dejó de funcionar bien y las estrellas no giraban pero seguia la música.
    Besos,
    Luz.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.