Receta de magdalenas de Nutella a la Patch

Resulta que desde que me mudé no tenía horno y vivía en un mundo de tristeza y desolación. Hace un par de semanas vinieron unos señores muy majos para cambiarnos la cocina y aproveché el despiste de mi compañero de piso para pedirme a los Reyes Magos un horno fantabuloso con el que dar rienda suelta a mis ansias culinarias reposteras.

Como mi recetario de postres se limita al bizcocho de yogur (que me sale muy rico) ayer quería probar algo diferente y opté por unas magdalenas de Nutella que había visto en Directo al Paladar. Los ingredientes son:


Y tres huevos que se me olvidó ponerlos en la foto. Para hacer la masa para doce magdalenas (aunque a mí me salieron 22 pequeñas) se mezclan: 12 cucharadas de harina, tres cuartos de taza de azúcar (pensad que luego la Nutella da mucho dulce). Cuando esto lo tengáis líquido, añadid 3 huevos (yo puse 4), esencia de vainilla (esto lo puse pero no tengo muy claro si lo volvería a poner, me parece que da un sabor un poco artificial), una taza y tres cuartos de harina y un par de cucharadas de levadura Royal (aquí puse dos pero creo que para otra vez pondré más a ver si me quedan más esponjosas). Probablemente, en próximas versiones de la receta le pondría algo de leche para que me queden un poquito más esponjosas. Nos tiene que quedar una cosa parecida a esta:

Cuando ya tenemos la masa sin grumos llega el momento de:
a) Precalentar el horno a 220º
b) Empezar a rellenar los papeles de magdalenas

Para rellenar los papeles, usad una cucharada grande y poned al menos dos cucharadas en cada molde, ya que yo puse una sola y me han quedado un poco pequeñas. Sobre la masa, poned una cucharadita de Nutella que podéis mezclarla con ella o, como yo, dejar el pegote y a ver qué tal. En la bandeja del horno separad las magdalenas por si os megacrecen y comienzan a hacer bollos siameses, que pueden tener su diversión pero puede que no sea el resultado que queréis. Cuando tengáis esto:


Es el momento de meterlas en el horno durante, digamos, 15 minutos (seguimos a 200º). Lo ideal es que cuando lleguéis a los 15 minutos le echéis un ojo a ver si ya están doradas por arriba, en cuyo caso hay que introducir un palillo o un cuchillo para comprobar si la masa está hecha por dentro. Sabréis que la masa está hecha por dentro cuando el cuchillo salga limpio (limpio grasoso, no limpio lleno de Fairy que nos conocemos).

El resultado debería parecerse a esto:


Si alguno se anima, que me cuente qué tal fue. Yo por mi parte creo que tengo que seguir experimentando porque me han quedado más duras de lo que me gustaría, intuyo que porque las dejé demasiado tiempo en el horno y por la mantequilla, tal vez si para la próxima les añado algo de leche...

Share this:

, ,

COMENTARIOS

1 han mejorado su vida sexual:

  1. Aquí con los estudiantes de mi grupito de la UQAC en Chicoutimí :-) ¡Decimos que estas magdalenas tienen muy buena pinta!

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.