Manual de Patch para ser un perfecto gastroblogger

Si pensabais que la blogosfera ya me había expulsado después del manual para ser un egoblogger y un tecnoblogger es que no sabéis nada de bloggers. Como sigo empeñada en meterme donde no me llaman hacer manuales para que podáis elegir qué tipo de blogger sois, hoy vamos con una de las opciones más agradecidas: ser un gastroblogger.


1. Si vas a hacer recetas, asegúrate de que las tuyas son especiales. Da igual que en todo Internet haya más de medio millón de blogs que hablen de lo que tú estás cocinando, explícale a tus lectores que tu receta de tortilla de patatas es la mejor porque era la que tomaba Hemingway cuando venía a los San Fermines o que tienes una manera de preparar un huevo cocido que haría morirse de envidia al mismo Ferrán Adriá. ¡Qué caramba! Eres un gastroblogger, demuestra que eres especial.

2. La redacción es algo secundario. Tu don es la cocina, así que, ¿qué más dan los signos de puntuación o la concordancia entre sujeto y predicado? En tus recetas céntrate en lo importante que es transmitir tu arte, lo de escribirlo bonito es para esos perdedores que no saben hacerse un sandwich.

3. Una parte del trabajo del gastroblogger consiste en ir a restaurantes molones. Si vas a un restaurante molón y no tienes fotos de todos los platos (por supuesto, antes de tocarlos) es como si no hubieras ido. Por supuesto, si vas a algún restaurante en el que te prohíban hacer fotos y tiene alguna estrella Michelín te va a tocar escribir un post protesta por haberte privado de tu gastroexperienciablogger completa. ¿Cómo osan ponerle límites a tu arte en un recinto privado en el que ellos tienen potestad?

*Cinnamon straw
Imagen conceptual de canela de Darwin Bell en Flickr
4. Las imágenes de tus recetas son tan importantes como las recetas en sí. Céntrate en hacer un plano-detalle del cuenquito a ser posible con el macro de la cámara y deja que los visitantes se imaginen el ingrediente. Estas fotos son artísticas, ¡que nada detenga a tu arte!

5. Si tu receta es una hoja de lechuga (por ejemplo) ponle queso rallado, o zanahoria rallada, o algo rallado para que se note tu arte culinario. ¡Resultados garantizados! ¿No me creéis?:

Recipe #273: Grilled Hearts of Romaine with Caper-Avocado Dressing
Artística hoja de lechuga cocinada (y fotografiada) por Ciberpenguin

6. Como buen gourmand, elige siempre los ingredientes más selectos para complicarle la vida a los lectores que quieran hacer tus recetas. Nada de sal yodada de toda la vida, pide sal tibetana de color verde con incrustaciones rosas de esa que solo venden en Nueva York o en el Tibet para demostrar tu dominio sobre los alimentos. ¡No desprestigies tu arte rebajándote a cosas que venden en el Mercadona!

7. Si copias una receta de un libro de cocina, explica que el autor original la hizo mal y añádele algún detalle de tu propia cosecha. Ya sabes: si es dulce, virutas de chocolate y si es salado, virutas de queso. ¡Serás un chef reconocido al instante!

8. Las hamburguesas han vuelto para quedarse. Como buen gastroblogger, si no tienes una sección de hamburguesas en el blog no eres nadie. Hazle fotos a las que comas en restaurantes (ver punto 3) tanto antes como mientras y a ser posible que se vean las marcas de tus dientecitos en la carne.

Como siempre, espero que mis amigos gastrobloggers no se tomen muy en serio este post, sigo algunos interesantes y divertidos que no suelen cumplir ninguna de estas normas. Mis favoritos son el de Falsarius Chef, A falta de pan y por supuestísimo el de mi musa, Deliciosa Miranda. (Espero que no me retiren la palabra).

Share this:

,

COMENTARIOS

10 han mejorado su vida sexual:

  1. Lo has clavao maestra, se nota que nos observas de cerca Como siempre, genial post!!!

    ResponderEliminar
  2. Un post muy divertido. ¿Qué tengo que hacer para que mi blog de recetas esté también entre tus favoritos?
    recetasentresacordes.wordpress.com

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué tengo que hacer para que mi blog cooperativo esté también entre tus favoritos?
    cocinandoconyparaamigos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Ya decía yo a que a mi blog le faltaba algo... ¡¡¡ Nunca pongo nada rallado en mis fotos !!! :-)

    ResponderEliminar
  5. Oiga usted, ¿aquí es dónde regalaban pinchos de tortilla?

    ResponderEliminar
  6. Falta el abuso de diminutivos.

    ResponderEliminar
  7. José Luis, Krishnamurti25/10/11 10:27

    Qué grande Patch, grandioso post...oye a ver cuándo un post sobre sexoblogger, creo que sería uno de los post más leidos de la historia. Un beso guapa

    ResponderEliminar
  8. Estoy por lo de un post sobre sexoblogger,... o solo sexo. Es broma. Veo que has calado a los cocinillas, pero tranquila les has dejado bien, como mucho ya no le pondrán tu nombre a su próximo plato.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado el post, sobre todo la parte de hamburguesas, porque me he sentido muy identificado jajaja.

    Eso sí, al menos no me considero gastroblogger :D

    ResponderEliminar
  10. Wow! Lo que me estaba perdiendo al desconocer la existencia de tu sitio! Muy buen artículo Patch :$ y muy bonita tu descripción en Blogger jeje.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.