Decoración: los budas son los nuevos santitos de los dormitorios

Me juego un gritón de dólares contra una bolsa de basura a que más de la mitad de vuestros abuelos tenían algún tipo de decoración religiosa sobre el cabecero de la cama: un santito, una virgen o un crucifijo que les guardaran los sueños. Resulta que la sociedad ha avanzado y, por lo general, casi toda la decoración religiosa ha quedado fuera de los dormitorios.

Our budha


¿Casi toda? No, porque resulta que ahora lo más es poner budas por todas partes. Resulta que hay una corriente decorativa que nos dice que está súper bonito decorarlo todo con budas, tanto en cuadros, como en figuritas como en esculturas que sirven como fuentes (el horror, huid de las fuentes-budas a las que les brota el agua de la cabeza) o lámparas. De hecho, he llegado a oír que lo de tener un buda en casa "relaja un montón". Pase que los jardines zen relajen por aquello de entretenerte con algo que no implica una pantalla, ¿pero un buda?

¿Qué clase de complot es este? ¿Por qué la moda de los budas nos llega solo para budas delgaditos y jovenzuelos, quedando los regordetes solo para las puertas de los restaurantes chinos? ¿De verdad que relaja tener un buda en tu dormitorio? ¿Más que un San Pedro Mártir de Verona?

Share this:

,

COMENTARIOS

2 han mejorado su vida sexual:

  1. Buda, por ser asceta y vegetariano fue delgadito

    No confundir Buda con Baco, que es el que suelen recoger y confundir gordito

    Loft

    ResponderEliminar
  2. A mi me dan repelús la iconografía religiosa, sea la que sea la religión. A ser sincero me da mas un señor crucificado que un tipo sentado, pero ni unos ni otros. Lo siento no estoy a la moda.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.