Avistamientos pitíticos o por qué soy demasiado working class para el barrio de Salamanca

Antes de contar mi movida de hoy, os pongo en antecedentes: el barrio de Salamanca es el barrio más pijo-rancio de Madrid, en pleno centro, do moran las pititas. Reconocer a una pitita es fácil, sobre todo si tienes el manual de Cukecito que lidia con muchas en sus quehaceres diarios.

A lo que iba: resulta que iba yo ayer toda risueña y pizpireta caminando por el barrio de Salamanca cuando me di cuenta de que mi reloj de pulsera estaba sin pila* y entré en la primera joyería-relojería que encontré** resuelta a que mi reloj volviera a marcar las horas. Me abrió la puerta un amable vejestorio caballero que me impedía pasar más adentro a no ser que le explicara el motivo de mi visita a su establecimiento.

La Pitita original (con Lulú)

 Como vi que al fondo había dos pititas tomando té con cruasanes mientras miraban joyas y acariciaban a su perrito (probablemente llamado Lulú), pensé que en este lugar podrían tener lo que necesitaba y con mi mejor sonrisa, me lancé al estrellato:

Pizpireta Patch con el reloj parado: Amable caballero, ¿no sería posible que me cambiaran la pila a mi reloj?
Caballero que odia a las chicas pizpiretas: No, señorita, aquí no tenemos pilas de reloj. Va a tener que buscar en otro lado porque aquí de eso no tenemos.

Así que ayer aprendí que en las carísimas joyerías del barrio de Salamanca tienen tés con cruasanes y dejan pasar a perritos lulús si eres una pitita con abrigo de pieles pero no te dejan ni siquiera entrar si eres una pequeñita con abrigo rojo y bufanda de colorines, por no hablar de su irritante falta de pilas de reloj de pulsera. Debe de ser que soy demasiado working class...



*En realidad el reloj lleva sin pila tres meses pero es que nunca me acuerdo. Para recordarlo, he estado una semana llevándolo puesto por si se me iluminaba el cerebro.
** En el barrio de Salamanca están las joyerías más lujosas de Madrid, pero no pensabais que eso me iba a impedir vivir mi patchiaventura, ¿verdad?

Share this:

, ,

COMENTARIOS

8 han mejorado su vida sexual:

  1. Tu mítico abrigo rojo! :D Sólo te has equivocado en una cosa: El barrio de Salamanca NO es el centro de Madrid!! Cualquier cosa que esté más allá de Castellana ya no puede ser considerado centro, sino extrarradio! ;P
    Abrazos desde mi isla! :)

    ResponderEliminar
  2. Es bonito que me digas desde tu isla qué es el centro :D Para mí el centro es todo lo que quede a menos de media hora andando desde Sol :D

    ResponderEliminar
  3. Cash y tarjetas, pero me pareció una ordinariez enseñárselo todo!

    ResponderEliminar
  4. ¿Ves? Otro motivo para la Revolución. ¡Pilas para todos! ¡Colectivizemos a las Pititas!

    ResponderEliminar
  5. Vaya situación digna de Alicia en el País de las Maravillas: Pititas tomando el té con cruasanes en una joyería.

    Bueno, es que el barrio de Salamanca es un poco como el País de las Maravillas. Siempre hay experiencias psicodélicas cuando te adentras en sus confines.

    ResponderEliminar
  6. A ver, Patch! Voy a explicarte cuáles son los límites de Madrid: Madrid se termina en la Castellana, Madrid se termina a partir del viaducto de Segovia y a partir del cruce subterráneo de Plaza de España. Madrid se termina en la Plaza de los Cubos. Madrid se termina en la estación de Atocha. Y también se termina en algún punto por metro Canal. Lo demás, es extraradio ;)

    ResponderEliminar
  7. Estoy con Javi, el barrio de Salamanca es un vórtice origen de situaciones psicodélicas con pititas.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.