Guía de aproximación a Harry Potter para no italianohablantes

Una de las cosas que hice cuando fui de Erasmus a Siena fue ver la película de Harry Potter que tocaba ese año. Corría 2002, así que la película que tocaba era la segunda de la saga, Harry Potter y la Cámara Secreta. No os voy a decir que hablaba un italiano perfecto pero os puedo asegurar que nada me había preparado para ver una película de HP doblada al italiano.

Y no solo porque el doblaje al italiano fuera malo (que lo era) sino porque además en Italia han decidido traducir los nombres como les brota, porque ellos lo valen. He aquí algunos ejemplos que os ayudarán a seguir la saga si visitáis Italia y caen uno de los libros o de las pelis en vuestras manos:
No quiero aburriros, así que os dejo el enlace a toda la lista de personajes de Harry Potter en italiano (pronúnciese Erri Poter)  para que os entretengáis los muy fanses.

Por lo visto, la traducción de los nombres de los personajes fue una decisión que se tomó en el primer libro pero que tuvieron que reducir conforme se avanzaba en la saga porque vieron que las novelas se vendían como churros pero el merchandising no era importable por lo que tenían que hacer  muchos productos ad hoc para el mercado italiano que tenía nombres distintos (sin ir más lejos, los de las cuatro casas principales).

Para los que tengáis curiosidad, podéis ver el trailer de La Orden del Fénix en italiano en YouTube.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

6 han mejorado su vida sexual:

  1. No hace falta ir tan lejos, en catalán han hecho lo mismo...

    ResponderEliminar
  2. Utter and complete nonsense. Menuda forma de cagarla.

    ResponderEliminar
  3. Me declaro fan absoluto de Mirtilla Malcontenta, conocida aquí como Myrtle la llorona

    ResponderEliminar
  4. Estos italianos como les gusta armarla! Se ponen a traducir unos nombres que no hacen daño a nadie, pero luego te pronuncian PC, mouse y otras tantas cosas más sin ningun tipo de criterio!

    ResponderEliminar
  5. @Susana, no sabía lo del catalán, voy a echarle un ojo que me ha entrado la curiosidad.

    @versi lo que me sorprende es que luego vayan de modernos y se me echen encima si digo sandwich en vez de senwich que es como lo dicen ellos :D

    ResponderEliminar
  6. Hola,
    Yo soy estudiante de traducción en la Universidad de Vigo y no estoy muy de acuerdo con vuestros comentarios. Los nombres propios que aparecen en la saga de Harry Potter, tanto personajes como lugares, encantamientos, pociones, objetos y criaturas no fueron elegidos al azar, sino que son producto de un minucioso estudio etimológico que identifica personaje con sus características principales, lo que conocemos en el mundo de la traducción como "caractonimos". Por poneros un ejemplo: Remus Lupin viene de Remo (el hermano gemelo de Rómulo que fue amamantado por una loba) y Lupin (que viene de "lupus" lobo) y que identifica este personaje con un licántropo u hombre lobo. Otro ejemplo es el del profesor Piton (Severus Snape en inglés) porque la palabra Snape se acerca a Snake (serpiente) y en italiano Piton es como en español Pitón. El ejemplo que cita UCEDAMAN es perfecto para ejemplificar las traducciones de las aliteraciones (juegos fonéticos) como es Mirtilla Malcontenta (porque en su original existe ese juego de sonidos Moaning Myrtle). Este mismo ejemplo está presente en los nombres de los fundadores de las casas de Hogwards:
    - Godric Grinfondoro para Godric Gryffondor
    - Tosca Tassorosso para Helga Hufflepuff (tasso significa tejón en italiano y viene precisamente del tejón del emblema o escudo y rosso es rojo).
    - Corinna Corvonero para Rowena Ravenclaw.
    - Salazar Serpeverde para Salazar Slytherin (slyther significa deslizarse en inglés).

    Con esto lo que quiero haceros entender es que las traducciones de los caractonimos no son incorrectas, sino más bien lo contrario, son un acierto y una forma de enriquecimiento de la lengua, ya que, no solo está adaptando referentes culturales a la lengua sino que se está facilitando la lectura y acercando los matices humorísticos presentes en los nombres propios.
    En conclusión pienso que el español tendría que haber estado a la altura, como lo ha estado perfectamente el catalán, aunque en este sentido el mejor idioma que ha sabido adaptar las realidades culturales ha sido el portugués. Un ejemplo es su traducción de Quidditch por Quadribol porque se utilizan 4 tipos de pelotas (en inglés una quaffle, dos bludger y una snitch dorada; traducidas en casi todas las lenguas menos en español). Los italianos están perfectamente orgullosos de tener a un Albus Silente o a un Horace Lumacorno. ¿Es que acaso a nosotros no nos extraña tener a una rana Gustavo y que en las camisetas de Pull and Bear (que es una marca española del grupo Inditex ponga su nombre original en inglés Kermit the frog?

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.