Luchando contra la ciclogénesis de las pelotas

Hoy Fujur lleva todo el dia alucinando con las cosas que ve por la ventana. Hojas, ropa, ramitas de árboles e incluso algún alcorconero tirillas han desfilado por su atalaya (estamos en un primer piso). Como trabajo desde casa no estoy muy enterada del tiempo que hace fuera (siempre intuyo que frío) pero la verdad es que me acabo de enterar de que de nuevo tenemos entre manos un temporal de viento.

Una vez atadas mis (dos) plantitas para que sobrevivan a las fuerzas de la naturaleza, y con el espíritu de servicio público que inspira muchos de los posts de este blog, paso a ofreceros consejos para estos días huracanados.

  1. Lo más fácil es lo que dice todo el mundo: llevar piedras en el bolsillo para no volarte. Tienen la ventaja de que si el viento sopla a favor de la dirección en la que quieres ir, bastará con soltar lastre y dejarte llevar.
  2. Aprovecha para ponerte ciego de turrones y polvorones ahora que han comenzado a asomar por las tiendas sin tener que sentirte culpable después. Ya sabes, si comes para sobrevivir a un tornado, no cuenta como comer por placer. Esos kilitos de más te ayudarán a permanecer aferrado a la tierra firme.
  3. Consigue una mascota que pese más de cinco kilos. En mi caso, esta necesidad está cubierta por Fujur (que como todo el mundo sabe, no está gordo, es que se esponja en invierno para sobrevivir a las bajas temperaturas). Me sirve como bufanda si hace frío y puedo usarlo como ancla si paso cerca de cualquier cosa que sea susceptible de ser agarrada con sus uñitas. Ahora no os reís tanto de que tenga un gato tamaño Totoro, ¿eh?
  4. Carga con un equipo de emergencia por si el viento te arrastra hasta Oz. Una botella de agua y una manta toalla son básicos, pero nunca está de más llevar un cerebro, un corazón y algo de valentía just in case. Recuerda que, como en las buenas aventuras gráficas, solo vas a poder volver con un objeto: los zapatos de rubí que deberás juntar tres veces diciendo "no hay nada como el hogar". (Nótese que la vuelta es opcional, si preferís quedaros en Oz creo que no os lo van a impedir, no tienen buenos programas de deportación con España).
  5. Lleva una cuerda larga atada a la cintura que deberás atar al árbol más cercano a tu casa. Para volver tendrás que hacer como el Piraña en aquel episodio de Verano Azul: ir recogiéndola mientras vuelas en el tornado.
  6. Métete en un bunker y no salgas de él hasta primavera. Convence a tu jefe de las bondades del teletrabajo.

Share this:

,

COMENTARIOS

6 han mejorado su vida sexual:

  1. Acerca del punto 4. Los expertos dicen que en estos casos lo que hay que llevar es una toalla. ;)

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, quitaré lo de manta y pondré toalla. Gracias por la aclaración, compañero :)

    ResponderEliminar
  3. Este tipo de otoños deberían estar prohibidos por ley.

    ResponderEliminar
  4. Y yo aquí esperando que caigan unas gotillas que rieguen mis macetas...

    ResponderEliminar
  5. Yo el punto 4 lo sustituyo por un iPhone, si me mata un huracán, al menos espero poder tuitearlo!

    Gracias por ayudarme a justificar mi aumento de peso, era o eso, o que estoy homenajeando a Mariah Carey!

    ResponderEliminar
  6. @Jonipod yo sigo siendo muy fans de Caritina desde que me la encuentro en saraos como otra canapera más :D

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.