Tabla de ejercicios para el teletrabajador

Ya hace casi un año que trabajo desde casa. En estos meses he descubierto una serie de cosas sobre el teletrabajo que antes desconocía, a saber:

1. Teletrabajar atrae a los dementores, y cuando llevas más de una hora comienzas a notar cómo se te van congelando los miembros poco a poco. En mi lucha contra las bajas temperaturas me he comprado ropa interior de esquiadora, zapatillas rellenas de plumas, una bata, un forro polar y una mantita. En cuanto llegue noviembre me arrimaré a la estufa.
2. Que como no te muevas se te pone el culo del tamaño de Brasil.

Como no es cuestión solicitar un apartado de correos solo para mi culo, he desarrollado una tabla de ejercicios que paso a compartir con vosotros, por si a alguno os vale:
1. Barrer la casa entre post y post (o cualquier tarea doméstica). Mejor esperar a acabar el post porque si no viene el monstruo de Berto Pena (con o sin barba, depende del día) y te arrastra por el fango. La productividad es el camino, amigos.
2. Hacer gymkanas dejando las cosas que necesitas en distintos sitios de la casa. En mi caso, la gymkana suele consistir en buscar las gafas (solo las llevo para escribir, así no me reconocen por la calle, a lo Clark Kent); buscar la botella de agua; buscar la fruta; buscar las distintas capas para conservar el calor... vaya, que mis mañanas son un no parar de ponerme de pie y volverme a sentar.
3. Desarrollar mis aptitudes ninjas cada vez que alguien llama a la puerta. Nadie me detecta, me muevo con la facilidad de un gato (menos cuando me tropiezo con Fujur) así que nunca me pillan para venderme teléfonos, enciclopedias (¿se siguen vendiendo?) u otras cosas.
4. Lucha libre con Fujur, que aprovecha cualquier oportunidad para ponerse en mi silla y aferrarse con sus malditas uñitas para que me sea más difícil echarle.

Ya sabeis, esto es un servicio público. Sentíos libres de compartir vuestros trucos para hacer deporte indoor.

Share this:

,

COMENTARIOS

7 han mejorado su vida sexual:

  1. Ponte un gorro de lana. Mano de santo (te lo dice un ex-opositor).

    ResponderEliminar
  2. Levantamiento de piernas en la silla de balancín.

    ResponderEliminar
  3. Baila.

    Cuando estés hasta el moño, música chachi y a bailarrr bailarrr. No sólo te estiras y mueves un rato, sino que además te animas y vuelves a sentarte la mar de feliz.

    Consejo útil: echa las cortinas, habla la experiencia.

    ResponderEliminar
  4. Cuando he leido lo del culo tamaño Brasil he pensado en hacer chistes sobre el Mato Grosso, pero casi mejor que no...

    ResponderEliminar
  5. @Chandler, se me enfrían los pies. En la cabeza no tengo frío porque tengo pelazo :)

    @Cuke, no puedo hacerlo con la silla de ruedas pero probaré cuando me siente en sillas normales

    @Mosky, en mi calle ya conocen mi casa como "la casa del gatazo". Creo que nada de lo que vean por la ventana les impresionará

    @Uce lo del Mato Grosso no lo pillo...

    ResponderEliminar
  6. Siempre puedes esperar a Kato...
    http://il.youtube.com/watch?v=jgWLPvYqQeY

    ResponderEliminar
  7. Bebe mucha agua, te levantarás a hacer pis cada dos por tres y además tendrás los riñones como los chorros del oro ;)

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.