Odio cuando estoy intentando conquistar el mundo...


Y Fujur me roba el desayuno cuando me despisto.

Malvado gato de mirada aviesa.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

10 han mejorado su vida sexual:

  1. No eres la única que se queda sin desayunar...

    ResponderEliminar
  2. Conquistar el mundo sin haber desayunao es complicado!

    ResponderEliminar
  3. Lo sé! Es la comida más importante del día!!

    ResponderEliminar
  4. Eso te pasa por tener un gato más grande que tú.

    ResponderEliminar
  5. No pretenderás dominar el mundo sentada en un sillón, riendo con maléfica carcajada, mientras acaricias un gato habriento, ¿no? ¿Que clase de tirana serias entonces? :-P

    ResponderEliminar
  6. Ángel, no es grande, es que se esponja cuando viene el frío :)

    ResponderEliminar
  7. El mío exige que le haga el sitio para tumbarse la siesta. Es un déspota.

    Pero eso si, no mete el hocico en la leche de los cereales hasta que he terminado yo. Se ve que le viene mal comer con el servicio...

    ResponderEliminar
  8. Tu gato es una monería, Mari Page!

    Illu, me ha encantado lo de comer con el servicio jajaja

    Mi chucho es más de ponerte la cabeza sobre la rodilla e intimidarte con la mirada lastimera ''me vas a dejar morirrr de haaaambre??? túuuu, mi aaaaamooo???''. Si pudiera, se enjugaría una falsa lágrima con el dorso de la pata. Es un teatrero.

    ResponderEliminar
  9. No os dejéis engañar por su monería. Es una máquina de mapachear la comida. A este le da igual comer con el servicio, está en tensión esperando a que te despistes un poco para echarle la zarpa (o la lengua en este caso) a cualquier alimento de origen animal.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.