Las infusiones como camino a la delgadidad, a la felicidad y a la molonidad

No sé si vosotros lo habéis notado, pero de un tiempo a esta parte tomar infusiones está muy bien visto. Me explico: llegas a una cafetería, tomas un café y no es tan guay como si te pides un té con limón o, algo más sencillo, un poleo menta. Vaya, que hay como un estatus en el cafeterimundo.

Te Verde


Allá donde vaya, siempre hay alguien que sabe cuáles son las propiedades curativas del té blanco, del roiboos y cómo las infusiones me van a catapultar a un mundo feliz, sin radicales libres (true story), cómo acabarán con los problemas de sobrepeso o con esa asignatura de economía de primero de carrera que parecía que había sido programada por el mismísimo Belcebú. He aquí lo que no te dirán los gafapastas sobre las infusiones (o sí, vete tú a saber, que los gafapastas son muy veletas):
  • Si dejas un té más de 5 minutos dentro del agua, amarga hasta el infinito (o más allá). Puedes disimularlo con azúcar o sacarina, pero ya sabes que si te tomas la infusión endulzada estás matando a los taninos mininos y moninos que incluye ésta. 
  • Tomar una infusión endulzada es de flojos (me remito al punto anterior).
  • La valeriana en infusión sabe a perros muertos. No importa si combinas esa infusión con té de jazmín (mi favorito ever). La valeriana sabe megapuej (aunque a Fujur le atrae el sabor de una manera irremediable).
  • Aunque sean naturales, no todas son buenas (una amanita también es natural pero a nadie se le ocurre infusionarla o comérsela).
Como siempre, no me toméis muy en serio, yo soy una gran consumidora de una guarrería que es té verde con vainilla y que me vuelve loca (aunque ignoro si me hace ser más guapa, la verdad es que me veo igual que siempre...).

Imagen de Ruperthp

Share this:

, ,

COMENTARIOS

5 han mejorado su vida sexual:

  1. Yo soy fan de las infusiones desde hace siglos. A veces incluso me fastidia cómo las están frivolizando o distorsionando con tanta moda.

    Cada tipo de té tiene su tiempo ideal de infusión, pero esos tiempos suelen estar siempre entre los dos y los cuatro minutos. Cinco minutos en infusión es una barbaridad!

    Y sí: La valeriana sabe a rayos!! Pero las cosas que saben a rayos son más efectivas, porque tu cerebro se convence de que si están tan malas, tendrán que compensarlo siendo curativas.

    ResponderEliminar
  2. Soy un degenerado de los tés: me gusta el té verde japonés, el oolong, a veces el darjeeling, el verde con jazmín y hasta el Earl Grey. Pero les añado azúcar y estoy bien orgulloso de ello. Por cierto, lo que adelgaza es la cafeína del té.

    Y los taninos no te los cargas con el azúcar.

    ResponderEliminar
  3. Para crear un poco de polémica diré que el té me parece agua sucia con un sabor raro.
    Soy más de manzanilla, que es como la ruleta rusa de las infusiones: o te arregla el estómago o lo echas todo.
    Eso si, con mucho ¡asssucalll!.

    ResponderEliminar
  4. Pues mira tú por donde que estoy tomando infusiones para dejar un poco el café, bajar algo la tensión y de paso, perder 12 ó 13 gramos.

    Eso si, todas las tomo sin endulzar, porque yatusabes que estas cosas mejor a pelo, aunque a veces hagas :S

    Por cierto la palabra a verificar para este comentario es "kaguscur" ¬¬

    ResponderEliminar
  5. @juanjo mi cerebro, lo que suele hacer, es pensar "si sabe malo lo utilizaré para engordar el doble" :(

    @illuminatus, gracias por la precisión de los taninos, la verdad es que soy bastante analfabeta para esos temas

    @griffin, se te caerán los dientes uno a uno

    @esteban lo de las palabras es parte de mi plan para que volváis muchas veces. ¡Hay muchos premios! (Suerte con tu plan de dejar café)

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.