Mi último vicio


Desde pequeña me ha encantado la leche. Empezar y acabar un día con un vaso gigante es lo más, y así sigo haciendo siempre que puedo (que no os timen, da igual que te atiborres a leche de pequeño porque si lo tuyo no es crecer, pues no vas a crecer).

Hace un mes estuve recorriendo Cantabria y me encontré con varias máquinas expendedoras de leche como la que sale en la foto (perdonad la resolución, es que el móvil no da más de sí), en las que con medio euro te daban una botella como las que tenéis a la derecha y con un euro más te la llenaban de leche. Para mí fue lo más.

Sé que en Madrid hay varias máquinas de estas, así que cualquier día me veis amorrada al tubo bebiendo cuan Homer colgado de la Duff. Solo voy avisando para que luego no os llevéis sustos.

Share this:

,

COMENTARIOS

7 han mejorado su vida sexual:

  1. Nos uniremos a tu nuevo vicio...

    ResponderEliminar
  2. Cierto! Me hablaste de ello cuando pasaste por aquí! Ahora que lo veo en imágenes puedo creerlo y contarlo por ahí sin que me tomen por loco! :D

    ResponderEliminar
  3. Ains, cuando la pruebes ya no querrás hablar de otra cosa :)

    ResponderEliminar
  4. Yo tenía tu mismo vicio, pero deje la toma nocturna, era ya sobredosis.

    ResponderEliminar
  5. XDD Qué guay! Aunque yo sólo tomo leche sola en verano... Normalmente tomo café con leche, pero es curiosa la máquina...

    ResponderEliminar
  6. Es mejor consumir formas fermentadas o procesadas de la leche (yogur, queso, etc.) porque la leche tal cual es indigesta por la lactosa.

    ResponderEliminar
  7. Donde la compró mi compañero de piso: cerca del metro de "El Carmen" (Línea 5) en un mercado central llamado "El Carmen". Ahí tienen una máquina de esas.

    Palabra de captcha: galizzes. Supongo que tendrá que ver con la leche.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.