Los bolsos de fiesta: el desenlace

No soy yo muy de bolsos, la verdad, y me da rabia hablar de ellos dos veces en una semana, pero es que no puedo no compartir con vosotros lo que me ha pasado cuando he ido a comprar el bolso de fiesta hoy mismo.

Dependienta simpática con ganas de vender: ¿Y con esos zapatos tan preciosos que te harán sobrevolar llena de belleza las masas en la boda, no querrás un bolso a juego?

Patch en modo hasta el gorro de buscar zapatos desde los que no se caiga durante el guateque:  Sí, pero me tiene que caber el monedero (enseño el monedero), el móvil y las bailarinas de emergencia.

DSCGDV: Oh, no te preocupes. Mira:

Os lo prometo, me ha sacado, en este orden: un cepillo del pelo, un paquete de tabaco, un pintalabios, un colorete, un móvil y me ha pedido que metiera el monedero. Ha cabido todo.

Así pues acabo el día con la satisfacción del deber cumplido: tengo un bolso brilloso, pequeñoso y magnético. Pero sé que me cabe casi todo lo que voy a necesitar durante las duras bodas que me esperan.

Share this:

, , ,

COMENTARIOS

8 han mejorado su vida sexual:

  1. Vale, nos parece guay ese rollo de la MaryPoppins fumadora y reina de la chapa y pintura que te ha vendido el bolso, peeeero...

    ¡QUEREMOS VERLO!

    :O

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué es mejor, una foto del patchibolso o una foto de mí vestida de boda? Eeeeh?? Estos patchifans impacientes que no sienten el flow...

    ResponderEliminar
  3. Difícil mundo el de las bodas; hoy he acompañado a mi cuñada a escoger un vestido para su boda civil y familiar, y hemos flipado en colores. Desde el vendedor aguiliia que aseguraba que un sujetador color carne no transparenta bajo un tul totalmente indecente, hasta las vendedoras que te dicen que porqué te vas si lo que tienen (puag) es "muy bonito". Y nos queda un día entero en ECI todavía... Yo llevaré un saco con aberturas, no puedo más...
    Kisses

    ResponderEliminar
  4. Una tuya vestida de boda sin duda...

    ResponderEliminar
  5. Compañera, imagínate lo mismo pero cambiando de talla cada año. Ser una chica es un asco, los chicos lo tienen más fácil (y tienen más bolsillos para llevar todas las cosas)

    ResponderEliminar
  6. Eh, los chicos no llevamos siempre el mismo traje... Y conjuntar americana, chaleco, camisa y corbata es muy difícil...

    ResponderEliminar
  7. Por no hablar de los gemelos...

    ResponderEliminar
  8. Conozco la sensación, de hecho tengo un traje de boda intacto pero los malditos pantalones no me caben. Mi boy friend cada vez que vamos de boda no se lo piensa mucho, se calza el traje de currar y se atusa un poco los pelillos, para mí lo quisiera. Además de vestirme, que es ardua tarea(nunca uso tacón y es ultra difícil encontrar zapato bajo para bodas), hay que ponerse el pelo decente y pintarse los ojos. Por Dios, que la peña se case en secreto o bajo el agua!

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.