La operación Acoustic Kitty, o por qué no existe el encantador de gatos

Seguro que los que tenéis un gato en casa os habéis preguntado alguna vez por qué César Millán nunca intenta amaestrar un gato en vez de empeñarse en hacer manadas de perros. La respuesta es que los gatos son ineducables por lo general, más allá de hacer sus deposiciones en la caja (y no siempre) o reaccionar a los hipogritos huracanados para que dejen de rascar el sofá.

Esta verdad universal, por lo visto, fue ignorada por la CIA allá por los años 60, cuando se empeñaron en desarrollar la tecnología militar necesaria para usar a los gatos como espías contra los rusos. Esta operación se llamaba Acoustic Kitty y costó unos 20 millones de dólares de la época.

La Operación se encuadraba dentro de la estrategia de la CIA para espiar a los comunistas durante la Guerra Fría. Lo que hacían los americanos era modificar quirúrgicamente a los gatos para implantarles micrófonos y antenas en la cola (esto va totalmente en serio). Se supone que los gatitos rondarían alrededor de los comunistas inadvertidamente desde el suelo, desde los tejados y desde los cubos de basura transmitiendo toda la información a los espías gringos.

 No os dejéis engañar por su monería, 
sus dientes son armas blancas en siete estados de la UE

Evidentemente, los robogatos se despistaban y se quedaban mirando las musarañas en vez de espiar a los comunistas, pero los americanos no se rindieron y comenzaron a entrenar a los mininos para que dejaran de seguir sus instintos. Después de varios años de entrenamiento felino, por fin se decidieron a probar su nueva arma secreta.

La CIA llevó a su arma minina a un parque donde se suponía que se reunían los soviéticos en Washington DC y soltaron al gato cerca de donde había dos sospechosos sentados en un banco. Con los instintos embotados y obsesionado con el espionaje, el gato no prestó atención a su entorno...

... y fue inmediatamente atropellado por un taxi.

Evidentemente, los espías de la CIA corrieron a recoger lo que quedaba de su gatito, no fuera a acabar su tecnología en las manos equivocadas. Por supuesto, el programa fue cancelado inmediatamente y por lo que veo por Internet no están desclasificados completamente los documentos de esta operación.

Vía Dinosaur Comics, Wikipedia y Damn Interesting

Share this:

, , , ,

COMENTARIOS

4 han mejorado su vida sexual:

  1. Qué fuerte!!! Eso si que era un LOLCAT y lo demás son tonterías :p

    ResponderEliminar
  2. Es tremendo! No conocía ese proyecto! El caso es que siempre he pensado que los gatos son animales que hemos convertido en domésticos a la fuerza, o que nos creemos que son domésticos cuando no lo son.

    ResponderEliminar
  3. :D Genial!

    Gracias Juanjo por avisarme de esta historia, no la conocía y tiene mucho de moraleja! yo trato de entrenar a mi gata desde hace mucho :D

    Por cierto el poster ese de Futurama es mi preferido!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. CIA: more than sixty years of LOLs.

    Los gatos, por cierto, no fueron domesticados por el ser humano, se domesticaron a sí mismos. Los seres humanos sólo contribuyeron a su expansión ya que eliminaban la mayoría de plagas y alimañas que atacaban el grano sin comerse éste (al contrario que los perros).

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.