Mi portátil tiene un bezoar y yo me estoy quedando cegata

Llevo dos días viviendo sin vivir en mí porque mi fiel portátil, que me lleva acompañando los tres últimos años (y responsable de que vosotros me leáis con alegría y avidez) está agonizando. El motivo no es otro que la temperatura, que le sube demasiado, provocándole un pitido agónico y la muerte súbita.

Lo primero que pensé era que podía ser a causa de un virus, pues, como os decía el otro día, mi casa no se caracteriza precisamente por el exceso de calor que hay pero curiosamente, el jodío del portátil se lleva todo el calorcito para él solo (estoy pensando llevármelo a dormir para que me sirva de calientacamas). Mi deducción lógica fue que el pelo que va soltando Fujur por allá donde pasa había quedado atrapado en su interior sin encontrar la salida (nota mental: matar al gato si vuelve a usar el teclado de cama) taponando el ventilador, y creo que he acertado.



Como mi casa es parca en recursos, lo primero que hice ayer fue pasarle el secador en modo frío a ver si con mis mañas femeninas lo conseguía sacar. A la primera, no conseguí nada, pero me acordé de que me han dicho que lo que se debe hacer es pasar un aspirador, aunque yo no tengo de eso.

Por suerte soy una chica de mente rápida y verbo fácil y puse en marcha un plan maléfico consistente en usar la parte trasera del secador (por la cual absorbe el aire) como aspirador improvisado.

Sé que estáis flipando y os estáis preguntando si funcionó.

Y la respuesta es que no. No ha funcionado y sigo con el portátil más caliente que la cama de Tiger Woods. Menos mal que ya tengo quien le eche un ojo. ¡Bravo por los amigos informáticos!

(Eso sí, mientras estoy con mi netbook haciendo una inversión para pagarle la universidad al hijo del óptico con presteza e ilusión).

Por cierto, el de la imagen no es Fujur, es un gato que sale en la web Su mejor foto de 2009.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

4 han mejorado su vida sexual:

  1. A mi portátil le pasaba exactamente lo mismo. A veces llegué a (no es coña) meterlo durante un rato en la nevera o el congelador para enfriarlo.

    Finalmente petó del todo y me compré un mac.

    Suerte!

    ResponderEliminar
  2. Yap, la pena es que toda mi casa es una nevera en sí misma. De hecho uso la nevera como calefacción cuando no siento la diferencia con las estufas XD

    Creo que de momento no me cambiaré de ordenador, aunque admito donasiones para ir ahorrando :)

    ResponderEliminar
  3. Hay una solución si retiras la placa frontal y accedes al compartimento donde está el disipador y el procesador. Seguro que si metes el problema y el modelo de tu máquina en google te sale un how to en sencillos pasos con fotos y todo. Te lo digo porque le pasa al mío y ya he aprendido para no tener que pagar el pato de comprar un ventilador nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la pista, Charlie, pero como es mi primera vez abriendo un ordenador, se lo he dejado a un amigo para que le haga la autopsia y que me cuente. Vaya, supongo que de momento se arreglará pero en algunos meses si sigo dándole el mismo uso intensivo voy a tener que pensarme lo de comprarme otro :)

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.