El ataque yogúrico de los gatunos gigantes

Estás en casa una tarde comiéndote un yogur tan tranquila, cuando de pronto suena el teléfono. Te levantas inocentemente a cogerlo y cuando regresas, te encuentras con este panorama:

Mi gato gigante

Como decía Juanjo, (en una interpretación muy libre de sus palabras) debería haberle llamado Totoro de lo gigantástico que es. Por cierto, que la mesa es una Lack de Ikea de las de toda la vida.

Share this:

,

COMENTARIOS

7 han mejorado su vida sexual:

  1. Pues tu gato es monísimo (qué ´´alto´´ ¿no? desde luego si que se parece a Totoro) y lo que disfrutaría comiéndose el yogurcete. Estuvo atento para que no se le escapase la ocasión :)

    ResponderEliminar
  2. Es muy alto, me llega por la cintura. Menos mal que ha dejado de crecer :D

    ResponderEliminar
  3. Toootorooo tooo-tooo-roooooo...

    Es un gato muy abrazable! Y te lo digo yo, que suelo ser más de perros ;P

    Feliz día!

    ResponderEliminar
  4. Yo me aseguraría que no te hayan dado tigre por liebre... :-P

    ResponderEliminar
  5. Espero que no te haga muchas de estas habitualmente. Al mío últimamente le ha dado por la leche de los cereales pero por lo menos se espera a que termine.

    ResponderEliminar
  6. Es muy abrazable.

    Normalmente no me hace este tipo de jugadas si estoy atenta, pero si ando despistada se pone al acecho. Creo que uno de sus deportes favoritos es cazar mi comida

    ResponderEliminar
  7. Ogam Ojeiv24/12/09 17:33

    es que está claro que le tienes desnutrido.....


    feliz Navidad

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.