Temporada piscinera 2009



Las últimas dos semanas he ido sendas veces a la piscina. No os voy a engañar: no tengo piscina propia (sólo faltaba, con una patchcueva de 40 m) pero soy gran fan del agua. Me vuelven loca las piscinas, las playas y todo lo que sea nadar. Paso de todo cuando hay agua delante, me dan igual las lorzas, la celulitis, el flotador... vamos que al que no sea gordosexual que no mire y en paz, ¡con lo que me divierto!

La cosa es que he observado sobre todo el año pasado y este que en la piscina a la que voy si no tienes tatuajes y/o piercings no eres nadie. Analizando mis visitas a la piscina puedo deducir que:

1. El 90% de los tatuajes son tipo celta. Hay algunos distintos, como flores, estrellas e incluso una pava llevaba tatuada la cicatriz de unas garras (???).

2. Los piercings en la oreja ya no se llevan, ahora hay que ir a por algo más exótico, tipo ¿cómo decirlo? Un piercing en un pecho, así por las buenas. Yo en este caso me pregunto qué pasa con ese piercing si la chica en cuestión adelgaza o se le caen los pechos. (No me refiero a un piercing en un pezón, sino uno directamente en lo que viene siendo el pecho por arriba).

3. La combinación piercing + tatu te hace ligar. No me digáis por qué, pero el 80% de las personas que presentaban esta combinación habían pillado y estaban pillando constantemente, hala, como si no hubiera mañana! Ojo, que yo no me escandalizo, pero vaya, es para pensárselo...

Imagen | Paco Vila

Share this:

,

COMENTARIOS

4 han mejorado su vida sexual:

  1. Piercings y tatuajes, puaj.
    Joder lo que tiene a un@ que gustarle el dibujito en cuestión para llevarlo toda la vida...
    Y de agujerearse ni hablar, yo ya tengo una cicatriz muy mona que parece un ombligo en el lado equivocado y con eso me basta.

    Pero bueno, si el triunfo social piscinero pasa por la modificación corporal desde aquí te doy mi apoyo y me nomino como parte del comité que te ayudará a decidir que tipo de tatuaje y/o piercing te debes hacer.
    Para ello sólo tienes que mandarme unas fotos tuyas en pelota picada.

    ha colado??

    ResponderEliminar
  2. ¡Pero qué fresco!

    ResponderEliminar
  3. Es curioso: Los aborígenes antiguos se tatuaban cosas y se ponían pendientes en el cuerpo atendiendo a rituales con significados místicos y todo eso.

    Ahora la gente sólo se los pone pa ver si folla.

    Claro que si le hubiésemos preguntado a los aborígenes antiguos ésos por qué hacían rituales místicos trascendentales, habrían contestado: "Pues pa ver si follamos..."

    ResponderEliminar
  4. Oh, pues visto así... nunca lo había pensado :) Claro que también habría que ver si la gente sin tatus folla menos que los que sí que los tienen...

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.