La porca miseria que me voy a comer el día de la lotería

Yo nunca he ido sobrada de dinero, ergo nunca he gastado mucho en lotería. El año pasado, en el colmo de ascetismo, sólo llevaba un décimo de mi antiguo trabajo y mira tú por dónde, me sonrieron los hados (sería por aquello de afortunada en el juego, etc) y me tocaron 100 euros por 20 que jugaba.

La cosa es que este año, entre pitos y flautas me he topado con que llevo cerca de 100 euros de lotería y mucho me temo que me los voy a comer con patatas. Lo cierto es que empezó de una manera super inocente con el portero diciendo que su nieto tenía un equipo de fútbol y que vendía lotería. Dos euros para el nieto del portero. Luego me pilló una amiga y vendía lotería para su asociación. Otros tres euros para la asociación.

Por supuesto que todos juegan al número de la oficina, donde llevo un décimo y no soy la que más lleva. Luego otro décimo del número del cliente porque claro si le toca al cliente y yo no salgo de pobre (en un mundo hipotético) pues tampoco es plan. Ajá. Bueno, pues por una carambola de la vida se me puso a tiro otro boleto de lotería de esa que te dicen "toca seguro", así que ahí llevo otros cuatro euros.

¿Conclusión? Que entre las cenas de Navidad y las tontás me voy a arruinar para 2009. Virgencita, que no pierda el trabajo.

Share this:

,

COMENTARIOS

5 han mejorado su vida sexual:

  1. Menos mal que me he adelantado al gran desastre nacional y ya he cobrado mi deuda...

    Recuerda que lo importante es participar.

    ResponderEliminar
  2. Entre la del insti, la del de Reli, la del equipo de fútbol de uno de mis alumnos, la que me da mi madre, la que me da mi hermana, la que compro a medias con mis compis de piso... Pues al final llevo unos cuantos números. A ver si hay suerte, que el año pasado me tocaron 125€.

    ResponderEliminar
  3. A mi mientras me toque renovacion del contrato... también me vale!!

    ResponderEliminar
  4. Esos 100€ me los gasto yo en birra estas navidades y de reintegro una buena resaca.

    ResponderEliminar
  5. A mí siempre me acaban liando cuando amigos de otras ciudades me piden que les pille un décimo en la mía por eso de jugar con décimos de más sitios. Normalmente yo me compro uno y mi abuelo me suele regalar otro, y por mí pararía ahí. Pero si tengo que comprar uno para terceras personas, no puedo evitar pensar: ¿y si para una vez en mi vida que voy a acertar con el número premiado en un juego de estos voy a hacer millonario a otro y yo me voy a quedar más pobre que una rata?

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.