Se acabaron las vacaciones


Pues aquí es donde he estado esta mañana.

Pues sí, ya he vuelto de Cerdeña. Allí he aprendido varias cosas:
- Que el mejor turismo en Italia es cuando puedes dormir en un monasterio (y no, no me estoy refiriendo a los Paradores que tenemos en España).
- Que en Cerdeña tienen las playas más molongas y más alejadas de los hoteles que he visto nunca.
- Que los amigos de la Erasmus permanecen, aunque al principio no tuviera muchas esperanzas al respecto.
- Que adoro a los italianos (y esta vez no ha habido serenata ni italiano que me rondara porque no iba de turista sino de italiana).
- Que sé más animales en italiano que una niña de seis años (dibujarlos y saber cómo se llaman). Esto es importante para mí porque sólo he estudiado un año de italiano (vamos, como Noe).
- Que, como bien decía mi parteneire, intentar hacer una cena española en Italia, está abocado al fracaso. Esto os lo explicaré en otras entregas.
- Que los italianos siguen conduciendo en contra de toda lógica: hoy iba en el coche mientras conducía Francesco, que ha llamado a su madre y le ha leído su número de seguridad social sin pararlo en el arcén.

Share this:

,

COMENTARIOS

6 han mejorado su vida sexual:

  1. Pues ya has aprendido mucho en un solo viaje ...

    Bienvenida!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo26/8/08 9:50

    Patri, tienes que decir que el año de estudio de italiano fue en una granja escuela, por eso sabemos tantos animales: istrice, aquila, lupa, pantera, drago...
    Noelia

    ResponderEliminar
  3. De verdad, lo que más gracia les hace es que ponga acento toscano...

    Estos italianos :)

    ResponderEliminar
  4. Qué playa tan bonita, niña! :D Todo lo bueno se acaba, snif!

    ResponderEliminar
  5. Huy, lo de la playa lejos del hotel puede ser una putada... si te alojas en un hotel! :)
    Bienvenida de nuevo.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.