La vergüenza de le tortillas

Allá voy. Voy a exponer mi vergüenza sin medias tintas porque lo mío no tiene perdón de Dios ni de mis ancestros que inventaron la tortilla de Patatas con presteza y alegría.

Lugar: Cagliari, Cerdeña, Italia, verano de 2008.
Hora: Alguna hora perdida en lo que los italianos llaman sera pero que para nosotros es por la noche.

Allí estaba yo, había propuesto hacer una noche de "cena española", que en italiano se pronuncia "chena spañola", vaya, fácil de recordar. El menú consistía en gazpacho y tortilla de patatas (alias "le tortillas") para veinte personas. La compra fue fácil, pero ríete tú de la facilidad de cortar y pelar cinco kilos de patatas.

A lo que iba. Con las patatas peladas y en rodajitas, me pongo a freírlas. Como todos sabéis, para freír miles de patatas, se necesita bastante aceite. Empecé con el que había y cuando se acabó, le pedí más al prior del convento, que volvió a los pocos minutos con una botellota grande de cristal con un lacito (al modo de las abuelas, que en vez de etiquetar tienen su código de lacitos de colores) verde, llena de líquido amarillo. Yo me fié y eché lo que yo pensaba que era aceite sobre las patatas, que al momento empezaron a echar mucho humo y a oler todo a limón.

Eché un poco del supuesto aceite en un vaso ¡y era lemoncello! En fin, tuve que tirar toda la sartén a la basura, so pena de envenenar a 20 italianos inocentes (que, por cierto, me decían que el gazpacho es comida de bárbaros porque lleva pimiento verde pero sin cocinar). Por fin la chena salió bien y alguno hasta repitió de las dos cosas.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

8 han mejorado su vida sexual:

  1. Aprovecho para recordarte que me debes una tortilla con cebolla desde Málaga, porque la que intentaste colarme (que me la comí, soy un estómago agradecido) era sin. JIjiji

    ResponderEliminar
  2. Vaya faena, como para fiarte del prior ;))

    ResponderEliminar
  3. Que falta de vision. Otra en tu lugar habria acudido a la 'cocina fusion' y habria inventado la 'tortilla italiana' cocinada con patatas fritas en lemoncello.

    ResponderEliminar
  4. quiero probar tortilla al lemoncello!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Ahí hubo un error de comunicación con los lacitos. Ay, con lo poco que cuestan los letreros.

    Para la próxima vez ya sabes que hay que oler o probar antes de emplear, no vaya a ocurrir otra de estas a lo sal por azúcar (culpable).

    ResponderEliminar
  6. Pues a lo mejor estaba hasta buena D

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que no estaba nada bueno. Las probamos todos, para ver qué se sentía pero eran un poco ascomil.

    Lástima de patatas y de lemoncello!

    ResponderEliminar
  8. es pa matáte

    n a c o
    puaggggggg

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.