¿Conocer o no conocer?


Leía ayer una entrevista con Carla Bruni en El País en la que ella decía que todo lo que hacíamos, teníamos o decíamos hablaba de nosotros, nos "retratamos" en cada gesto y en cada palabra. Este es un tema al que durante la carrera le di mil vueltas, no sólo desde el punto de vista informativo sino también desde un punto de vista creativo. Es decir, en mi timidez, me daba la sensación de que si alguien leía una noticia que hubiera escrito yo al final podría saber mis puntos débiles, lo que se me pasaba por la cabeza.. cualquier cosa.

Hoy ya sé que sólo escribiendo la gente no puede saber cómo eres en realidad. No lo digo sólo por este blog: nunca me cansaré de repetiros que lo que leéis por aquí es en parte lo que soy yo pero hay otra parte inventada, de esa Patch que no me atrevo a ser pero que es fácil de verbalizar. Pero hay también una parte de mí que no podéis leer, que sólo se conoce estando conmigo, viniendo a mi casa, siendo mi amigo...

A lo que voy es a las distintas pistas que voy recogiendo de la gente que me rodea, no sólo a lo que me dice, sino también a cómo se mueven... ¿y sabéis qué es lo que más me atrae de una persona cuando conozco su casa? Ver que tiene muchos libros. Llamadme superficial, o decidme que sólo me fijo en una parte pequeñita de la realidad peeero me encanta saber que estoy frente a una persona que ha leído un montón y estoy más predispuesta a empezar una amistad. Tal vez será porque yo he leído más libros que películas he visto o vete tú a saber.

Share this:

,

COMENTARIOS

11 han mejorado su vida sexual:

  1. yo tengo libros para sujetar las puertas... y la mayoría de las películas que he visto no creo que Garci las pusiera en su programa...

    ResponderEliminar
  2. Un yo es una construcción ficticia; se realiza en torno a los demás.

    Y luego de esta pildorita made in Albiac, te comento que mi hogar son libros con casa, de lo más variados que puedas imaginar: cine, videojuegos (!), historia, tebeos, etc.

    Yo también desconfío de quién no lee...

    ResponderEliminar
  3. Nota mental: Sacar todos los libros de las cajas de la mudanza antes de invitar a Patch a casa

    ResponderEliminar
  4. Bueno, luego está la gente como yo, que no suele invitar a sus amigos a casa, y prefiere quedar en cualquier otro sitio. Difícil verle la biblioteca a esa gente ;)

    Si no tienes amigos que leen, con quién haces el trapicheo de libros? Yo te presto, tú me prestas...

    Las bibliotecas municipales cierran demasiado pronto para los curritos...

    ResponderEliminar
  5. Guachuguo23/7/08 11:07

    Joder, si es que a mi esta mujer me encanta.

    Además es bajita y morena. ¿Qué más puedo pedir?

    ResponderEliminar
  6. ¿Y los que leemos mucho, pero con carnet de biblioteca?

    ResponderEliminar
  7. Gran verdad.
    A mi lo que me cuesta cada vez más es comprar libros, a no ser que tenga verdadero interés en tenerlos, luego mudarse de casa es toda una odisea.

    ResponderEliminar
  8. Supongo que nos cae bien la gente que siente debilidades parecidas. A mí no sólo me cae mejor la gente que lee si no que siento instantánea conexión con la gente que comenta algún libro que a mí me ha gustado mucho ...

    ResponderEliminar
  9. Tú lo sabes y si no debería darte vergüenza, mujer: mis libros ocupan dos hileras de cada estante (y ahora tengo que apilarlos en las mesas). ¿En qué me convierte eso?

    ResponderEliminar
  10. ¿Veis lo que yo decía? Sois una panda de majetes :)

    Uce, ya he estado en tu casa y sabes que te idolatro aunque lo tengas todo en cajas.

    Ojo, Anacleta, que no tengo nada en contra de las bibliotecas, sólo que el hecho de tener libros por casa ya habla sobre ti, seguro que has estado en casas donde no hay ni siquiera un libro...

    Illu, tú ya sabes que me caes guay

    ResponderEliminar
  11. Pero, pero... yo solo tengo libros de cocina, del Mundo-Disco, teatro de Calderón d. l. B. y docenas de novelas rosas.
    No juzgues un libro por la cubierta, (please?).
    La Chef

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.