Cuanto antes lo asuma, mejor: yo y el gafapastismo de Ingrid Michaelson

Ajá, se va a hacer oficial: con los años mi gafapastismo va en aumento. Mi último descubrimiento musical-gafapastil responde al nombre de Ingrid Michaelson, una muchachilla de 29 años que vive en Nueva York (si Wikipedia no miente) y que en su día fue una pequeña revelación para los gringos, gracias a un anuncio de jerseys y a haber compuesto la canción que aparece al final del último capítulo de la tercera temporada de Anatomía de Grey (el de la boda de la china).

Lo que más me gusta de Ingrid Michaelson es, en primer lugar, que entiendo la letra de lo que canta sin tener que buscarla en Live Search (niños, repetid conmigo: Gugol es malo, amamos a Bill y a Melinda). Son canciones ligeritas que probablemente en origen fueran muy indies pero que en la realidad yo las encuadraría en pop un poco ñoño, lo que las hace ideales para cuando estoy escribiendo por ejemplo o para escucharlas por la calle mientras vas de camino a algún sitio guay. Su disco de debut, que se llama Girls and boys, tiene canciones de todo tipo (vamos, que no son todas las canciones de llorar) pero tirando a lentas.

Os habría puesto el video clip de imagen para este post, pero es tan gafapasta sonrojante que os lo ahorro. Para los valientes, el link es este, pero estáis avisados: hay niños maquillados de payaso dando palmitas.

Ya me contaréis qué os parece.

Share this:

,

COMENTARIOS

5 han mejorado su vida sexual:

  1. Uy si tuviese unas gafas con la montura un poquito más gruesa diría que es Lisa Loeb.

    ResponderEliminar
  2. Suenan igual.
    Pipin, vuelve a lo clásico, cuando te gustaban los Who molabas más...

    ResponderEliminar
  3. Y si G es malo y Bill bueno, ¿por qué demonios tienes un blog y una cuenta G? Me temo que tendrás replantearte pasarte a MySpace...

    ResponderEliminar
  4. Será una cuenta en Spaces, que MySpace también es de Gugol :P

    ResponderEliminar
  5. Si es tan divertente como la última que me recomendaste (Lily Allen) no me la pierdo. ¿Y esa aversión a San Google a que viene? Myspace mola, nadie me convencera de lo contrario.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.