Los perros dormidos...

¿Es la sinceridad la clave de cualquier relación? Ese es el planteamiento que hace la última peli que he vito, "Los perros dormidos mienten". En los primeros minutos vemos a la protagonista aburrida un buen día y, para entretenerse, le hace una mamada a su perro. Así de bruto, así de crudo y así de simple.

El quid viene cuando la protagonista se promete con un muchachillo y empieza a tener dilemas sobre si contárselo o sobre si no contárselo, qué pensará o si el hecho de casarse conlleva contarle a la otra persona toda la verdad minuciosamente. A ver, no es exactamente una comedia, aunque tiene ratos en los que te ríes, pero tampoco es exactamente un drama, porque la verdad es que a mí me hace gracia todo el asunto de ¿se lo cuento o no? (Y no, tampoco es la típica película de tías que se enamoran y se comen mogollón la cabeza).

La verdad es que me ha hecho pensar en los secretillos que todos tenemos, en los esqueletos que quien más y quien menos guarda en su armario y que es mejor que permanezcan ahí por el bien de las relaciones normales. No es que busque una vida llena de secretos, ni de falsas apariencias, sólo que creo que es más fácil relacionarte con la gente si no saben exactamente en qué posición duermes (rellenad con vuestro verbo de actividad íntima favorita), porque todos necesitamos nuestro rinconcito.

Os la recomiendo, pero avisados estáis de que tiene trozos en los que lloraréis.

Share this:

,

COMENTARIOS

9 han mejorado su vida sexual:

  1. duda: ha llegado a españa o la has visto gracias a poderes divinos? (dios esta en contra de la SGAE)


    Yo la ví hace un par de años creo, cuando tuve la suerte de estar en el festival de sanse como juripeich joven y la verdad es que me resultó curiosa..

    Ya desde ese primer momento te quedas tan clavao en la butaca que es imposible no meterte en la película..

    ah, y yo también lloré.

    ResponderEliminar
  2. El armario para los esqueletos está para eso, porque si algo te avergüenza tanto como para mentir sobre ello pues mas vale no contarlo.
    El problema viene cuando lo llenas hasta los topes y no puedes cerrar la puerta...
    Comclusion, armario si, pero para uso de emergencia.

    La peli me la bajé en su momento, pero por saturación de disco duro acabé por borrarla.

    ResponderEliminar
  3. Ha llegado a España, eso si.

    Muchas veces no es necesario mentir, sólo no contar las cosas así porque si. Uno no tiene porque revelar todo su ser y, además, nadie llega nunca a conocer a otra persona completamente, por mucho tiempo que pase a su lado.

    ResponderEliminar
  4. Joer... Y a mi me llamaban raro por comerme las uñas...

    ResponderEliminar
  5. Llorar no llegué a llorar pero al novio de la protagonista le cogí un odio en la escena de la conversación que da lugar a la ruptura definitiva.

    Gente que vino a ver la pelicula conmigo salieron diciendo que vaya barrabasada lo de la mamada al perro, pero me dá que si a la protagonista no la llegan a poner un secreto tan bestia la película no llegaría a funcionar.

    Quien iba a decir que Zed el de Loca Academia de Policia sería capaz de escribir y dirigir tan bien

    ResponderEliminar
  6. La he visto gracias a poderes místicos, pero sí que está en los cines (se supone). Aunque no soy tan bruta, no me parece descabellado el punto de partida, hay aburrimientos que pueden hacer cualquier cosa (yo he semiincendiado la patchcueva en varias ocasiones, no os digo más).

    La peli no es Juno pero de verdad que no podía dejar de mirar la pantalla, no pensaba que me fuera a gustar tanto.

    ResponderEliminar
  7. Si algo es tan horrible como para ocultárselo a tu pareja, consulta con tu médico o farmaceútico.

    ResponderEliminar
  8. O tu psicólogo, o confesor, o vecina del cuarto...

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la recomendación, parece interesante...

    Menudo secreto tú.

    Yo tengo claro lo de no compartir todo.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.