Into the wild,
o "mírame qué jipi soy y cómo tengo mucho monólogo interior"

Ayer la marea (quise decir el cabreo supremo que me ocupa actualmente) me llevó al cine una vez más. La peli que acabé viendo (sufriendo) es la gafapástica "Hacia rutas salvajes" o, en el idioma del imperio, "Into the wild" de Sean Penn. Querido Sean: vale que te acabes de divorciar, vale que seas un candidato perpetuo al Oscar (y que ocasionalmente te lo lleves), pero tíiiiio, si consigues que entre en el cine, no me retengas dos horas para ver una peli que parece sacada de un documental del Discovery Channel pero con jipis y con monólogo interior. La gente quiere historias, no lobos comiendo alces...

La película va de un pollo que se llama a sí mismo Alexander Supertramp que, cuando acaba la universidad, decide irse a vivir la vida recorriendo todo EEU y U andando. En el camino se topa sobre todo con jipis, pero también con guiris y con viejunos que le quieren enseñar muchas cosas de la vida para acabar él solito viviendo en un autobús abandonado en mitad de ninguna parte en Alaska.

Y ya no hay más que rascar. Es una peli de un tío que camina, al que le pasan cosas pero que tiene una gran vida interior. Esto lo sabemos porque escribe mucho (¿y quién no?) y porque hay mucha voz en off.

Podéis ahorraros la peli y gastaros los pavos en otras cosas, a no ser que estéis en fase de odio eterno como yo y necesitéis desfogaros a base de mortificación cinematográfica (hay mortificaciones mejores, no penséis). Por cierto, está basada en un libro que encontraréis en la tienda a la salida del teatro.

Share this:

,

COMENTARIOS

9 han mejorado su vida sexual:

  1. No he visto la pelicula pero ya de por si el argumento me tira un poco para atrás, y eso que Sean Penn como director me gusta bastante. Sin embargo para las fases de odio eterno (ej: me deja la novia, me pisan en el trabajo o similares) tiendo a soluciones cinematográficas más rápidas como "En el punto de mira" (la de Clive Owen) o "John Rambo" que me ha venido como anillo al dedo este fin de semana.
    Que simple que soy a veces

    ResponderEliminar
  2. Te recomiendo que veas la Fuente de Aronofsky. Seguro que te cura la ira y cualquier otro tipo de sentimiento: siesta de tres días asegurada.

    ResponderEliminar
  3. ¡Mujer de IJ! Coincido con tu crítica cinematográfica pero te ha faltado decir que se trata de una historia real.

    ResponderEliminar
  4. En serio... Juer, y yo que la tenia en mi lista de pelis a piratear (ojo, no cualquiera entra en esta lista). Pues si que tienen ustedes fases chungas de odio eterno, yo para esto me pongo alguna peli de Sandra Bullock, o de familias numerosas, o de las Olsen antes de cumplir la mayoría de edad.

    ResponderEliminar
  5. Anacleta6/2/08 12:53

    A mí me parece que la peli no te ha gustado porque no vas de guai y de profunda, la gente que conozco que sí va de guai y profunda está entusiasmada con esa peli, con lo cual yo ya sabía que podía prescindir totalmente de ella.

    pd: Mira que yo vi la de Natalie Portman con el chico de Scrubs y no me gustó nadita...

    ResponderEliminar
  6. Anacleta6/2/08 12:55

    Oye, con qué página habías hecho la encuesta a los pachifans que me gustaba mucho como quedaba?

    Gracias

    ResponderEliminar
  7. Anacleta, la peli es aburridérrima, y la única manera de disfrutarla habría sido:
    a) Viéndola descalza.
    b) Con gafas de pasta (y de patilla gorda, a ser posible).

    Las encuestas las hago con Blogger directamente. Para eso tenías que haberte cambiado previamente a una plantilla de las nuevas (por eso esta web cambió de aspecto) en las opciones de "editar portada" o algo así.

    ResponderEliminar
  8. Pataletas6/2/08 21:14

    Hay una opción c) que podemos omitir por si hay menores... :)

    ResponderEliminar
  9. Esas citas, Patch.... es en "el puesto instalado en el hall del teatro"... :-P

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.