Venga, que no se (n)os olvide




Tan sencillo como eso: hay algunas cosas que no son importantes. O que sí lo son, pero la distancia les quita todo el dramatismo, así que nos toca lo de siempre: esforzarnos por cambiar lo que se puede cambiar; esforzarnos por asimilar lo que no se puede cambiar y ay de nosotros si alguna vez confundimos lo uno con lo otro...

(Imagen vía Swissmiss)

Share this:

COMENTARIOS

3 han mejorado su vida sexual:

  1. Añadiría un paso, asimilar que hay cosas que se pueden (y se deben) cambiar.
    Hay gente que hace las cosas "porque siempre se han hecho así" y no se les ha pasado por la cabeza cambiarlas.

    ResponderEliminar
  2. mi jefe me insiste en que debo aprender a diferenciar lo urgente de lo importante.. claro que para él TODO es urgente.. como para decirle que no es importante...

    ResponderEliminar
  3. A veces hacemos una montaña de un grano de arena (o de un montículo de un topo, que dicen los ingleses).

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.