¿Antibióticos? Una mierda al lado de un termómetro


Lo de vivir sola tiene sus ventajas y sus inconvenientes, y uno de sus inconvenientes está en que si te pones malita por mucho que lloriquees no va a venir tu madre a mimarte ni a decirte "Pobre tú, qué malita estás". En estos seis meses me he encontrado mal en varias ocasiones (incluyendo mi primera baja), así que he decidido comprarme el instrumento definitivo para no enfermarme nunca más.

Me he comprado un termómetro, eso que se pone todo el mundo cuando está malo. Parece que si te encuentras mal y te pones un termómetro la vida te sonríe, hay un instrumento objetivo que mide cuán enfermo estás y encima se lo puedes decir a la gente: "Hey, que tengo 37 grados", aunque lo normal es ponerte mimoso a partir de 38, así que no os dejéis engañar. Os parecerá una tontería, pero en estos meses atermómicos siempre he vivido al límite, sin saber si estaba sana o enferma, o qué rayos pasaba. Es una cosa muy seria saber tu temperatura, especialmente si, como yo, entran en combustión espontánea a partir de cierta hora de la noche (que se lo pregunten a Lois, qué sustos se daba).

Así pues: ya no me pondré mala nunca más porque tengo un termómetro, de esos antiguos con su mercurio y su puntita de goma (estoy decidiendo si forma parte del aparato o se la han puesto como protector, es que es una goma muy chula).



Para los que echábais de menos la música rarita, aquí os dejo otro hit de Gunther, Holahola Ratatá.

Share this:

,

COMENTARIOS

11 han mejorado su vida sexual:

  1. Yo estoy en casita con fiebre y anginas, así que te acompaño en el "presentimiento". Eso si, yo tengo un termómetro digital y desde luego, no es lo mismo..

    ResponderEliminar
  2. Pero si hace poco decían que los iban a prohibir estos de mercurio ...

    La verdad es que son los más entrañables.

    ResponderEliminar
  3. espero que nunca enfermes y no tengas fiebre... porqué entonces sí que la hemos cagado!!!

    SithWolf

    ResponderEliminar
  4. Las votaciones confirman lo que te dije estando de tapas. Simplemente el cierre temporal de la semana pasada me causo angustia vital y malestar general de los que no curan ni los termometros mas aguerridos. Si alguna vez quieres cerrar el blog te en cuenta que sabemos donde vives. No es como amenaza, sino que podemos ir a montar una fiesta de despedida y La Cheff puede hacer otra de sus miticas empanadas.

    ResponderEliminar
  5. Nah, yo estoy más a favor de los termometros digitales, te avisan, con los de mercurio te tiras ahi años mil esperando tener algún resultado fidedigno y encima tienes que fijarte bien si quieres saber la temperatura.
    Besotes ;)

    ResponderEliminar
  6. Como experta en vivir sola+tener termómetro, no estoy de acuerdo en eso de que "hay un instrumento objetivo que mide cuan enfermo estás", si eres un medio zombie como yo y tu temperatura habitual es de 35.4º. Además las primeras décimas son las peores, con 37.5º me medio muero, pero una Semana Santa tuve 39.7Cº y casi ni me dí cuenta.
    La gomita azul es para evitar que se salga el mercurio cuando se rompe y así lo puedas tirar en un contenedor especial, no la quites.
    Chef

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo uno que luego no quiere bajar, pero efectivamente lo compré el año pasado como primer año independiente. Forma parte del kit.

    ResponderEliminar
  8. Así me gusta, una mujer independiente con su propio termómetro antiecológico de mercurio. ¡¡Qué dirá de ti Al Gore!!

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que estaba baratillo, y creo que no me permiten creer en el cambio climático...

    ResponderEliminar
  10. Por si te sirve de consuelo: VIVO SOLO y NO tengo termómetro.. así me va..

    ResponderEliminar
  11. Mal hecho, Pijomad, la mitad de tus enfermedades se solucionan así. ¿O acaso he enfermado desde que tengo termómetro?

    Noooo!

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.