Les mataré. Les mataré mucho. Les mataré DOS VECES.

Están enterrando una subestación eléctrica al lado de mi trabajo y no paro de oír máquinas taladradoras de esas que ahora no tengo ni fuerzas para recordar cómo se llaman. Tengo el raca-raca-raca-raca metido en mi cerebro y la única neurona prevacacional que me quedaba me acaba de coger un bate de béisbol (un mini bate de béisbol, ya me entendéis) y se ha puesto a destrozar conexiones neurológicas para no tener que volver a viajar de mi oído al cerebro.

¿Por qué no se callan? ¿Existen subestaciones eléctricas soterradas en el espacio exterior? ¿Y después de la muerte? ¿Soterración sí o no?

Una solución quiero.

(De hecho, me voy a pirar a casa ultra pronto para no acabar como el de la peli "Un día de furia" que vi la semana pasada). Vaale, es sólo una excusa para irme a la patchcueva a jugar al Zuma. Gracias, Lucas, estarás contento con lo que has hecho de mí, yo antes tenía vida, éxito social... y ahora ¡mírame!

Share this:

COMENTARIOS

7 han mejorado su vida sexual:

  1. Aquí en Barcelona en vez de soterrarlas lo que hacemos es incendiarlas directamente y derribar cables eléctricos, así miles de personas se quedan sin luz y todo es más romántico... es que ya no saben qué inventar para que suba el índice de natalidad... aunque a este paso lo que subirá es el índice de asesinatos :)
    Por cierto, adictivo el Zuma, eh? jaja!!

    ResponderEliminar
  2. tienes suerte de que no sea en tu mismísima casa...

    perro cabrones!!!

    SithWolf

    ResponderEliminar
  3. peor es que te levanten a las 8h con el repiqueteo de la mierda maquina esa...una vez que pensaba que habían acabado de hacer los taladros infernales me salen con la maquinita...Madrid es asin.

    ResponderEliminar
  4. Yo creía que el sonido de la calle no llegaba a las alturas cuasicelestiales en las que trabajas. :p

    Ánimo con el Zuma, la adicción pasa pronto. No es como el tetris, por ejemplo...

    ResponderEliminar
  5. Oye, cuando acabes con los tuyos te pasas por mi casa y matas a los que ponen radios en los coches bajo mi balcón.


    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Yo soporté todo tipo de obras en mi calle que, casualmente, siempre ocurrían en épocas de exámenes. Todavía no me explico cómo aprobaba.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.