Excuse my itañol macarrónico


Qué tiempos aquellos cuando todo era más fácil


Pues ayer viajé hasta Las Rozas para examinarme de italiano de la Escuela Oficial de Idiomas. Iba yo en toda mi inocencia pensando que iba a ser un examen corto, de esos que en hora y media. Craso error. Fue un examen megamástico con reading (en italiano leyendini), listening (en italiano, escuchandini) y writing (en italiano “vamo a ver qué me escribes que no te veo muy sueltecico). Lo bueno es que en general me salió bastante bien (tengo el oral la semana que viene, estoy deseándolo, yupi!). Lo malo es que entre medias (o sea, justo antes del escribini) tuve que estar hablando en inglés con una pava de Londres por teléfono. La imagen fue: en mitad de la EOI rodeada de gente que esperaba para hacer sus exámenes orales de francés e inglés, yo explicándole mi vida (en el idioma de la pérfida Albión) a la pava de Londres (London Turkey) y luego volver al examen y a seguir demostrando mi nivel de italiación.

Quiero dedicar el escribing a MiamigaRosa, porque la anécdota de la búsqueda de alojamiento en Padua fue mi redacción larga.

Share this:

, , ,

COMENTARIOS

4 han mejorado su vida sexual:

  1. Dichosa tú, que has conseguido entrar en la EOI. Yo estoy preinscrito, pero como no estoy empadronado aquí tengo menos puntos, así que me da que me quedo fuera.

    ResponderEliminar
  2. No te equivoques, no he entrado. Me presento por libre cuan jipi.

    ResponderEliminar
  3. que sepas que cuando era pequeño... me mandaban a aprender inglés a Inglaterra... pero por algún extraño motivo aprendía bastante más el italiano...

    ResponderEliminar
  4. Yo siempre quise ir a Inglaterra a aprender inglés. Me contaron anécdotas equivalentes a la tuya y opté por el camino más corto para aprender italiano.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.